OTHÓN POMPEYO BLANCO, 7 de julio de 2020. – La aplicación de restricciones en la movilidad y las actividades comerciales en Chetumal generó el malestar de vendedores fijos y semifijos de los alrededores del mercado Lázaro Cárdenas por la afectación que genera en sus ventas.

Desde las 23 horas del 6 de julio, elementos policiacos comenzaron la instalación de vallas para restringir el tránsito vehicular en puntos carreteros considerados conflictivos y en los alrededores del centro de abasto. Aunque los automovilistas utilizaron vías alternas para esquivar las restricciones de acceso a las calles principales de la ciudad.

Fotos Rafael Briseño

En el caso de los vendedores fijos y semifijos, Pedro – uno de los afectados- lamentó las decisiones que se toman desde las altas esperas gubernamentales sin tomar en cuenta la afectación a la economía de los pequeños empresarios.

Fotos Rafael Briseño

Dijo que las autoridades no tienen idea de lo que están pasando y las restricciones únicamente generará mayores pérdidas e impacto a otros sectores económicos.

Sin embargo, la inconformidad inició desde la noche del lunes contra los operativos implementados por personal de fiscalización del ayuntamiento de Othón Pompeyo Blanco junto con elementos de la policía municipal en donde comenzaron a retirar a vendedores fijos y semifijos de las calles.