Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Fracasa plan antisargazo en Playa del Carmen

Redacción/Quadratín Quintana Roo
 
| 29 de agosto de 2018 | 13:40
 A-
 A+

SOLIDARIDAD, QRoo, 29 de agosto de 2018.- Toneladas de sargazo cruzaron sin problema la primera línea de vallas que se colocó en el mar de Playa Caribe, en Playa del Carmen, y ante la sorpresa de hoteleros, ciudadanos y visitantes, el plancton recaló por montones en la costa.
El alga comenzó a recalar desde el pasado fin de semana, a unas horas de haberse colocado las primeras barreras antizargazo, lo que hizo dudar de la efectividad de la medida aplicada por la administración de Carlos Joaquín González, en específico de su secretario de Ecología y Medio Ambiente, Alfredo Arellano Guillermo.
El supervisor de la empresa Grupo Arco, encargada de la colocación de las barreras, Alejandro Carrillo, reconoció que las vallas fueron traspasadas sin problema por el sargazo.
Dijo que la fuerte marejada provocó mayor arribo del plancton, por lo que tendrán que modificar la colocación de las vallas, para evitar que el sargazo siga burlando la estructura plástica.
Indicó que por el momento se tienen colocadas las dos terceras partes de la estructura y falta por instalarse la valla en mar abierto. Aseguró que con esa tercera barrera, el alga dejará de llegar a la playa y en dos meses se verán los resultados efectivos, por lo que pidió un voto de confianza al sector empresarial y mucha paciencia.
Sin embargo, empresarios de Playa del Carmen lamentaron el hecho y enfatizaron que darán el beneficio de la duda a Grupo Arco; empero, admitieron que sus ilusiones se vinieron abajo cuando la marea mostró la ineficacia de las barreras.
Los prestadores de servicios turísticos, en tanto, denunciaron la falta de supervisión de la empresa encargada de las vallas, ya que informaron que desde el fin de semana niños, jóvenes y turistas usaron las estructuras antisargazo para flotar con ellas y retozar en el mar, lo que además de poner en riesgo la seguridad de los bañistas, afecta la funcionalidad del proyecto, que costó al Gobierno de Quintana Roo 240 millones de pesos.
Al respecto, Alejandro Carrillo dijo que pedirán el auxilio de la Policía Turística para evitar que los bañistas las utilicen como flotadores, ya que cada tramo de barrera está valuada en más de cien mil pesos.