CIUDAD DE MÉXICO., 11 de junio de 2019.- Reducir la carga fiscal del Pemex y evitar que sea ordenado por Hacienda serán las directrices que el Gobierno federal impondrá en el paquete fiscal del 2020.

En la conferencia de prensa matutina, el Presidente de la República anunció que durante los próximos tres años se estarán saneando las cargas tributarias impuestas Pemex, y de esta manera gestionar que la paraestatal cuente con recursos para ser una empresa productiva.

“Hacienda se dedicaba a ordeñar y exprimir a Pemex, le quitaba todo, la justificación era que que el 40 por ciento del presupuesto federal se integranba con ingresos del petróleo; lo que estamos valorando es quitar la carga fiscal a Pemex y en el proyecto de presupuesto del año entrante -que se presentará en septiembre- se va establecer la medida”, refirió el mandatario.

Hacienda deberá compensar los recursos que antes obtenía de Pemex aumentado la recaudación y con los ahorros del plan de austeridad del Gobierno Federal.

López Obrador anunció que este 15 de julio se cerrará el proceso de propuestas venta del avión presidencial y se tiene en puerta una subasta de joyas del Instituto para Devolverle al Pueblo lo robado, lo cual representa recursos para compensar los ingresos que dejará eventualmente de percibir Hacienda de Pemex.