Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Impulsarán en Cancún respeto a la inclusión educativa

Teresa Yah Sánchez/Quadratín Quintana Roo
 
| 06 de octubre de 2018 | 9:53
 A-
 A+

CANCÚN, QRoo, 6 de octubre de 2018.- Iniciará el DIF de Benito Juárez una campaña para generar conciencia entre la población sobre el derecho fundamental a la educación inclusiva, anunció la presidenta honoraria de esa institución Gloria Torruco de O´Farrill, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declarara inconstitucional la educación especial, ya que esta propicia la discriminación.

Manifestó un reconocimiento a la labor de la SCJN por esta disposición que permite que todos los niños, niñas y jóvenes con discapacidad, tengan acceso a la educación en igualdad de condiciones.
En ese sentido, agregó que estarán aplicando de manera inmediata programas y estrategias que permitan sensibilizar a la población en todos sus niveles y sectores.
“Tenemos el firme compromiso de crear una cultura de respeto hacia las personas con discapacidad, por ello es importante fortalecer la educación regular, a fin de ir eliminando paulatinamente las barreras que apremian a las niñas, niños y jóvenes con discapacidad para que sean incluidos”, dijo Gloria Torruco de O’ Farrill.
Por ello, el DIF se suma a la labor realizada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para garantizar el amplio derecho de los menores con discapacidad a la educación en igualdad de condiciones.
Señaló que de acuerdo a su competencia, el DIF de Cancún aplicará las medidas necesarias para fomentar la inclusión en todas las escuelas.
Y es que el miércoles 3 de octubre, la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que, de acuerdo con el derecho fundamental a la educación inclusiva, todos los niños, niñas y adolescentes con discapacidad pertenecen y deben integrarse al sistema educativo general u ordinario -sin reglas ni excepciones-, por lo que cualquier exclusión con base en esa condición resultará discriminatoria y, por ende, inconstitucional.
Al resolver el amparo en revisión 714/2017, los ministros de la corte se pronunciaron respecto a la constitucionalidad de los artículos 33, fracción IV bis y 41 de la Ley General de Educación, así como del artículo 10, fracciones IX y X de la Ley General para la Atención y Protección a Personas con la Condición del Espectro Autista, que se refieren a la denominada educación especial, y sostuvieron que en el Estado Mexicano no se puede concebir la existencia de dos sistemas educativos: el regular, para todos los alumnos, y el especial, para las personas con discapacidad.
Por ello, resolvieron, que las políticas y los recursos encaminados a formular prácticas inclusivas deben estar sobre las que tiendan a la separación, sea temporal o definitiva, de los educandos, atendiendo, entre otras consideraciones, a la discapacidad; para lo cual, progresivamente y hasta el máximo de los recursos posibles, se deberán tomar ajustes razonables, como lo son, entre otros, capacitar a profesores, adaptar las aulas a diferentes necesidades de los educandos y elaborar un plan de estudio que tome en cuenta las diferencias de los alumnos.