CANCÚN, QRoo, 5 de noviembre de 2018.- Ante el incremento de extranjeros en Quintana Roo y recientes denuncias de presunto tráfico de personas, la Procuraduría General de la República (PGR) investiga a personal del Instituto Nacional de Migración (INM) y hasta al delegado en Quintana Roo, Harley Sosa Guillén.

La PGR no descarta funcionarios inmiscuidos en el delito de tráfico de indocumentados.

El organismo ha detectado falsificación de pasaportes, actas de nacimiento, credenciales de elector y cartillas, entre otros, por lo que lleva varios días con las indagatorias.

El objetivo es desarticular a la red de tráfico de personas que opera en la zona norte del estado, principalmente en los destinos de Cancún y Playa del Carmen.

La PGR ha detenido en las últimas semanas unos 230 indocumentados, en su mayoría mujeres, procedentes de Cuba, Venezuela y Colombia.

La red, según investigación de la PGR, opera también con el crimen organizado y es una de las que maneja el narcomenudeo en la zona norte de Quintana Roo.