FELIPE CARRILLO PUERTO, QRoo, 13 de abril de 2019.- Los partidos políticos hicieron a un lado la diversidad dejando fuera a jóvenes e indígenas de sus listas de candidatos.


Es evidente que las dirigencias partidistas, todas, favorecen a lobos de la política que arribarán por la vía de representación plurinominal, más rápida y segura, al Congreso del Estado.


En las listas de aspirantes a diputados de los 15 distritos electorales estatales por mayoría relativa y en las lista plurinominales no se nota la presencia juvenil ni indígena, salvo que los mismos candidatos y candidatas aclaren personalmente su situación en cuanto edad y auto adscripción.


En la última elección federal los partidos incumplieron sin mayor problema, dejaron de postular indígenas y mujeres en los distritos electorales federales definidos por el Instituto Nacional Electoral (INE), ahora la historia se repite. Y es que los desatinos del el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) contribuyeron a ello.


Primero tuvo la iniciativa de obligar a los partidos a hacerlo pero no estableció los criterios para que las candidaturas indígenas y juveniles se incluyan en las coaliciones, lo hizo sólo por partido político.


El PAN interpuso una queja argumentando que eso “podría generar un exceso de candidaturas si cada partido político postulara una formula joven y otra indígena”.


El Tribunal Electoral de Quintana Roo (Teqroo) les dio la razón y revocó el acuerdo.


Finalmente el Ieqroo determinó que la cuota de joven e indígena se puede cubrir en la misma fórmula para diputado local, pero aparentemente ni así se cumplió.
Con ello, los mayas son y seguirán siendo al parecer solo el atractivo para anuncios y promoción turística de sitios como Riviera Maya, Gran Costa Maya o Maya Ka’an.