TULUM, QRoo, 12 de abril de 2019.- Luego de que Quadratín Quintana Roo diera a conocer el monto gastado en publicidad oficial para mejorar la imagen del gobernador Carlos Joaquín González en 2018 con una cifra que rebasa los 222 millones de pesos, varias han sido las reacciones de ciudadanos y dirigentes sociales en Tulum.
Coinciden que en esta administración estatal no solo permaneció invariable la situación del despilfarro y la corrupción con respecto a los gobiernos pasados, sino que estos rubros de hecho aumentaron, como también creció la inseguridad y las represiones, por lo que varios dijeron temer por la seguridad en sus trabajos y en sus personas si opinaban abiertamente, aunque en lo privado condenaron que nada haya cambiado para bien el Gobierno del Cambio.
David Tah, mejor conocido en Tulum como Fili Tah Balam, quién es un conocido militante de Morena, pero que desde la asunción del gobierno progresista de Andrés Manuel López Obrador funge como servidor de la nación y coordinador de programas en el noveno municipio, aclarando que opinaba exclusivamente como ciudadano, dijo lamentar el derroche de recursos de un gobierno que prometió un cambio que nunca llegó y en el que incluso muchas situaciones de gravedad social se han agudizado, como el tema de la inseguridad.
Apuntó que ante esa realidad, ningún dinero va a poder mitigar la mala imagen ganada:
“Es triste que un gobernante que llegó  prometiendo terminar la corrupción y no entregar dinero a medios de comunicación para mejorar su imagen haya traicionado sus propias palabras y la confianza de sus gobernados. A nivel personal te digo que ese derroche no debe ocurrir, ese dinero debe usarse  en obras sociales que mejoren la situación de pobreza de nuestras comunidades mayas, pero no en pagos que al final son sobornos para mejorar una imagen en la que de cualquier modo nadie cree”.
Javier Flores Flores, dirigente de la organización más amplia de profesionales en Tulum; la Asociación de Profesionistas de Tulum, fue reticente a verter una opinión; incluso inicialmente dijo no tenerla, pero al final sin embargo apuntó:
“Desgraciadamente mucho tiene qué ver con los chayos, yo he visto mucha gente que cobra para difundir alabanzas o para quedarse callados. En principio, Carlos Joaquín dijo que no iba a haber ningún apoyo para la prensa, eso lo tengo muy presente y llegar a esos informes de gastos es lamentable… Pero no, definitivamente yo no puedo opinar mucho sobre eso”.
Cristino Mahay, un conocido dirigente social de Tulum y ahora encargado de Casa Morena, lamentó ese gasto millonario que nada contribuye a las mejoras sociales del Estado, las que dijo, están por los suelos.
“Ese es dinero es dinero tirado a la basura, porque no se puede guardar todo lo que viene pasando en nuestro estado como la inseguridad; ahorita nadie puede salir a la calle con tranquilidad y el Gobernador se está gastando millonadas, si fuera dinero de él pues bueno… pero es dinero de todos los quintanarroenses y creo que lo que se debería hacer es que le metan auditorías, porque estamos padeciendo por falta de hospitales y no tenemos ni siquiera una ambulancia en la ciudad o en los pueblos mientras el dinero se derrocha y se tira en esconder esta realidad”, concluyó.