CANCÚN, QRoo, 12 de enero de 2019.-Papá Gobierno ya no dará todo el dinero. La instrucción del presidente Andrés Manuel López Obrador a la Secretaría de Turismo federal (Sectur), es incluir a los empresarios para que se empoderen e inviertan. Decidamos, en consenso, en qué se canalizarán los recursos, y que su aplicación sea transparente, en beneficio de todos”, precisa Miguel Torruco Marqués.
Conocedor del turismo desde lo más abajo, cuando fue bellboy, hasta lo más alto, ahora como Secretario de Turismo federal, con 47 años de convivir con empresarios, Miguel Torruco afirma que el potencial turístico de una nación no se debe medir por el número de turistas recibidos, sino por las divisas captadas.
El principal objetivo del nuevo gobierno es dejar de ser el país 15 en recepción de divisas y el 40 en gasto per cápita por turista. La máxima es que los visitantes se queden más tiempo en cada destino y gasten más, y que esa derrama beneficie a la población local, y en ese sentido el turismo se convierta en una herramienta de reconciliación social.
Enfatiza que la nueva política turística no se opone al sector privado, al contrario, le reconoce su tenacidad y empeño, su honorabilidad y su compromiso con el desarrollo del país.
En esta nueva perspectiva, aclara Miguel Torruco, Cancún y la Riviera Maya, fortalecerán su liderazgo como destinos líderes de Quintana Roo, pero será con el apoyo empresarial.
El Gobierno Federal facilitará la tarea al sector privado en las 134 plazas de vocación turística. “En esta Cuarta Transformación seremos equitativos”, externa.
Dice que en 2019 se concretarán alianzas con cuatro importantes tour operadores chinos, “porque es justamente en ese país donde el turista es líder en gasto per cápita, muy por encima de los visitantes rusos y estadounidenses”.
China, menciona, tiene un potencial de 120 millones de viajeros al año, de los que 22 millones son categoría turismo plus, con un gasto por persona de 3 mil 800 euros, superior a los 2 mil 500 euros del visitante ruso y a los mil 500 dólares del turista estadounidense.
Vamos a dejar de ser dependientes del mercado de Estados Unidos, pero no lo descuidaremos.
“Sé perfectamente que el que no enseña no vende”, enfatiza Miguel Torruco, para agregar que actualmente el turista “es más exigente, se moderniza y requiere un tipo de promoción especializada y tecnológica”.
Respecto a la polémica generada por la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), “al que se liquida por manejos de millones de dólares que no fueron precisamente para promoción”, indica que estudian las propuestas y los mecanismos para en 2019 crear al organismo que apoyará a los destinos, pero con los candados necesarios para evitar que se cometan los errores del CPTM. Dicho organismo -detalla- será sensible a las decisiones del empresario.
“El sector empresarial será el motor de la actividad turística y el Gobierno de México fungirá como facilitador y garante del desarrollo”, destaca.
Respecto al Tren Maya, Torruco Marqués destacó que será ejemplo internacional de regionalización turística y ya está causando mucho interés en importantes inversionistas del mundo.
“La inversión proyectada se estima en unos 150 mil millones de pesos. Cancún será el detonante y los beneficios económicos se verán reflejados en las comunidades y en cada uno de los lugares por donde pase el tren: Playa del Carmen, Tulum, Bacalar, Xpujil, Calakmul, Escárcega, Palenque, Campeche, Mérida, Chichén Itzá, Valladolid y Cancún.
Con la realización de proyecto habrá más turistas, mayor derrama económica, empleo e inversión.
En la agenda de 2019 se tiene previsto incentivar la apertura de vuelos y rutas, campañas específicas por región en mercados internacionales; lanzar la plataforma digital de información turística de carácter nacional y regional; fomentar la inversión turística con la garantía del respeto al Estado de Derecho, incentivos empresariales y erradicar a la tramitología.
Para Miguel Torruco la certificación en sustentabilidad turística es tan importante como fomentar el plus de un México verde, de respeto al medio ambiente.
La Secretaría de Turismo consolidará el liderazgo de Cancún y de la Riviera Maya, el primer y tercer destino en importancia de México, para que su dinámica impulse el turismo social. “Buscamos lograr un turismo incluyente y equilibrado”, enfatiza.
“Vamos a romper la inercia de bajo crecimiento económico, de desigualdad social, de pérdida de bienestar, tendencias que han marcado a México en los últimos 35 años, y que se reflejan también en el sector turístico”.
El Gobierno Federal facilitará la inversión privada, garantizará el Estado de Derecho, generará las condiciones que necesiten los empresarios para que con su talento y creatividad, funjan como motores de la industria turística, porque como bien lo dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, sin los empresarios no hay progreso, afirma.
Señala que para Sectur, el turismo es una herramienta de reconciliación social en la que se toma en cuenta a la cultura, a las comunidades y a sus orígenes.
“Queremos ser mejores, que México en el aparador internacional muestre su riqueza natural, histórica, cultural, gastronómica…”.
Miguel Torruco exhorta a los empresarios a unirse en el programa Operación Toca Puertas para lograr esa estrecha vinculación internacional con tour operadores y compañías aéreas; apoyar el programa Reencuentro con Mis Raíces, dirigido a los paisanos que radican en Norteamérica, así como el programa nacional de descuentos Disfruta México.
En suma, unidos sector público, privado y social, se ampliará la promoción internacional de los destinos; se incrementará la planta laboral, llegaremos a nuevos mercados con mayor poder adquisitivo, se mejorará la conectividad y el uso de la tecnología; se diversificará el flujo turístico y se venderán nuevos productos con el plus de un cuidado esmerado en el medio ambiente, todo en beneficio de la población local, asevera.
En la Cuarta Transformación, “es momento de cambiar, no es momento de tener miedo”, concluye Miguel Torruco.