Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Piden en Quintana Roo refundar sistema de partidos políticos

Manuel Sánchez/Quadratín Quintana Roo
 
| 22 de julio de 2018 | 12:50
 A-
 A+
CANCÚN, QRoo, 22 de julio de 2018.- En coincidencia con la dirigencia nacional del Partido del Trabajo (PT) y la dirigencia nacional del PRI, encabezada por Claudia Ruiz Massieu, el dirigente en Quintana Roo del Partido del Trabajo, Hernán Villatoro Barrios, se manifestó en favor de la refundación del sistema de partidos políticos en todo el país, con el objetivo de que estas instituciones recuperen el papel de estar al servicio de la ciudadanía.
Explicó que dicho planteamiento lo realizó a nivel nacional el dirigente nacional del PT, Alberto Anaya Gutiérrez, y lo respaldan todos los comités estatales.
“El llamado es a refundar el sistema de partidos políticos y a recuperar su papel como entes al servicio de la población y como impulsores del cambio social”, resaltó.
En ese contexto, la dirigente nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu señaló la posibilidad de cambiar el nombre al Partido Revolucionario Institucional, con objeto de que renazca, ante los pésimos resultados que obtuvo en las pasadas elecciones.
Hernán Villatoro, en tanto, señaló que la votación de la ciudadanía fue clara y dentro de la coalición Juntos Haremos historia, el PT contribuyó como más de seis por cierto para la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador y en los diputados de mayoría relativa, logró 61 posiciones, lo que le coloca como tercera fuerza política en la Cámara de Diputados, en tanto que en el Senado tendrá siete legisladores.
Finalmente, dijo que otro de los compromisos del gobierno de Andrés Manuel, es no aumentar impuestos y mantener un presupuesto equilibrado, por lo que se requiere hacer esfuerzos para ahorrar e invertir en sectores productivos y programas sociales que redunden en el bienestar de la población.