JOSÉ MARÍA MORELOS, QRoo, 18 de septiembre de 2018.- El subsecretario de Ganadería de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpe), tras aclarar que a su dependencia no le corresponde impartir justicia, exigió a los apicultores “evidencias más que imaginación” en el caso de la matanza de abejas ocurrida en este municipio.

El funcionario confirmó que la Sedarpe “tuvo una plática con los afectados en el ejido Candelaria para conciliar”, porque no son una procuraduría.
Destacó que el Gobierno de Quintana Roo está atento al tema, pero precisó que el uso de químicos en el campo es tema de Sagarpa “porque se tiene que obtener un registro para que el químico sea llevado al campo y éste se apegue a las especificaciones técnicas”.
La dependencia estatal que busca pruebas más que imaginación pudo constatar, de forma preliminar, que en la comunidad de Nueva Reforma, siete apicultores reportan la matanza de 30 por ciento de sus colmenas; en Kancabchén 15 apicultores fueron afectados y en San Felipe, fueron 13 los perjudicados.
Por lo pronto, se analizaran algunas muestras en el laboratorio para determinar si el químico de la segunda fumigación que hizo el empresario yucateco a sus plantíos de chile habanero, fue el causante del nuevo ecocidio de cientos de miles de abejas.