CANCÚN, QRoo, 23 de octubre de 2018.- Al reconocer la existencia de grupos de secuestradores en Cancún, el titular interino de la Fiscalía General de Quintana Roo, Gustavo Salas, reveló que los plagiarios de la estudiante Valeria pedían a sus familiares dos millones de pesos para su liberación, los cuales no tuvieron la necesidad de entregar gracias a la intervención de las autoridades.

Señaló que la familia pidió secrecía del caso de la joven plagiada el pasado 19 de octubre y que fue rescatada en un operativo la noche del lunes, aunque aseguró continúan las investigaciones.
En ese mismo contexto, señaló que parte de las indagatorias van encaminadas a saber si estas personas hoy detenidas forman parte de algún grupo delictivo.
“Hay cosas que aunque uno sepa no se pueden mencionar a los medios de comunicación. Se requiere de la secrecía de la investigación para tener éxito, más ahora con el nuevo sistema no se puede violar el debido proceso”, indicó.
Gustavo Salas dijo que en su momento si la joven desea pronunciarse lo hará, ya que es su derecho, “pero nosotros mantendremos la se crecía”.
El Fiscal General expresó que las bandas surgen “de repente”, porque si estuvieran operando de manera regular, ya habrían sido desarticuladas.
“Las bandas surgen y buscan, ustedes lo saben, un pago”, comentó.
Indicó que siguen adelante con la investigación y buscan dar otro paso.
“Todavía no sabemos si son parte de una banda”, externó y reitero que por la secrecía no puede hablar más.