MEXICALI, B.C., 31 de marzo de 2019.- Con gusto, el candidato del PAN a la gubernatura de Baja California, Óscar Vega Marín, se sometió a la prueba antidoping, en la que además de mostrar que se encuentra en condiciones plenas de salud para tomar el cargo, puso el ejemplo:
No se puede pedir a los policías que nos defiendan y se sometan a controles de confianza si antes nosotros como ciudadanos no ponemos el ejemplo, destacó, al exhortar a los demás candidatos a realizarse el examen.
Es una acción de transparencia, de cara a la ciudadanía que exige representantes honestos, enfatizó quien cuenta con plena capacidad para gobernar de forma eficaz a Baja California.
“La prueba la hicimos en las primeras horas de campaña, porque justamente queremos que les quede muy claro a los bajacalifornianos que estamos comprometidos con la transparencia y estamos haciendo la propuesta de un gobierno transparente”, destacó. Óscar Vega Marín precisó que implementará una nueva forma de hacer gobierno, “con total transparencia y rendición de cuentas” y aseguró que bajo ese esquema se conducirán cada uno de los servidores públicos que integren su equipo de trabajo.
La prueba de antidoping se realizó en las instalaciones del Hospital Almater de Mexicali y posteriormente el candidato más viable a la gubernatura de Baja California, siguió a tambor batiente su campaña, muy cerca de la gente, para mostrar sus estrategias de dar prosperidad y paz a los ciudadanos como Gobernador de Baja California.