CIUDAD DE MÉXICO, 25 de junio de 2019. — Este martes trascendió lo que podría ser un caso más del homicidio de un joven abogado, presuntamente en manos de personas que colocan gotas oftálmicas en bebidas embriagantes para dormir y luego despojar de sus pertenencias a las víctimas.

De acuerdo a la información que ha trascendido Pablo González Kúsulas había regresado a México tras hacer una maestría en la Universidad de California, en Berkeley, Estados Unidos, y salió el sábado 22 de junio pasado de un karaoke bar de Palmas, donde fue secuestrado y luego sus restos tirados en la colonia Nápoles.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) informó por medio del comunicado CS2019-230 que se investigan las causas que provocaron la muerte de Pablo González Kúsulas de 28 años, quien se desempeñaba como abogado asociado senior de Ritch, Mueller, Heather y Nicolau, S.C., y que fue encontrado sin lesiones aparentes el pasado 22 de junio en la avenida Eugenia casi al cruce de la calle Georgia, colonia Nápoles, alcaldía Benito Juárez.

Los estudios químico toxicológicos de la necropsia determinaron que en la sangre de la víctima había restos de diversas sustancias entre las que destacan una combinación de alcohol y ciclopentolato contenida en gotas oftálmicas.

Como resultado de las primeras pesquisas se tiene pleno conocimiento del lugar y el automóvil en los que se vio por última vez a la víctima. Elementos de la Policía de Investigación (PDI) realizan trabajos de campo para buscar testigos e imágenes de cámaras de videovigilancia que aporten datos para ubicar al o los probables responsables, a fin de evitar la impunidad.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México pone a disposición de la ciudadanía el teléfono 5200 9000 y 01800 745 2369 para orientación jurídica gratuita.

Con información de Quadratín CDMX