CANCÚN, QRoo, 1 de junio de 2018.-La Procuraduría Federal del Consumidor en Quintana Roo (Profeco) colocó sellos de suspensión a una tienda Soriana y la empresa Aguakán, concesionaria del agua potable en Cancún, además les impondrá una multa de casi cuatro millones de pesos.

Profeco detectó que en una sucursal de Soriana no exhibieron el monto a pagar por concepto de comisión por el servicio de envío de dinero de tienda a tienda.

En el caso de Aguakán, no respetó el precio del servicio de conexión de alcantarillado para uso doméstico, presentando una diferencia de tres centavos al precio exhibido, pero además porque no cuenta con la tarifa vigente de servicios generales, por lo que la dependencia procedió a colocar los sellos.

La Profeco señaló que estas acciones son derivadas de los programas de verificación y vigilancia al comportamiento comercial de las empresas, por lo cual se practicaron visitas de verificación a diferentes establecimientos. El 29 de mayo, tres comercios fueron suspendidos por irregularidades en el comportamiento comercial, de acuerdo a lo establecido en la Ley Federal de Protección al Consumidor.

Las multas a esos establecimientos se establecerán de acuerdo a la gravedad de la infracción, la cual podría llegar hasta 3 millones 974 mil 31 pesos de acuerdo a lo establecido en la Ley Federal de Protección al Consumidor.

Cabe señalar que de las más de 700 visitas realizadas durante este año, 13 por ciento corresponden a la atención de denuncias ciudadanas.