CANCÚN, QRoo, 8 de octubre de 2018.- Ajeno a la oposición del Consejo Asesor del Área de Protección de Flora y Fauna de Yum Balam, el programa de manejo vigente, tras la publicación en el Diario Oficial de la Federación, prohíbe en Holbox, Quintana Roo, introducir envases desechables, PET, unicel y bolsas de plástico, salvo los biodegradables.

Establece también controles a la construcción, promoviendo el uso de energías renovables, ecotecnias y materiales tradicionales propios.
En Isla Grande, en tanto, el programa establece que se conservará 99.6 por ciento de sus espacios naturales y el hábitat para la flora y fauna silvestre, y solo 0.4 por ciento será para hospedaje de turismo de bajo impacto ambiental.
Incluye acciones para la atención de la problemática ambiental, como el desarrollo urbano desordenado, cambio de uso del suelo, deforestación, acumulación de basura, contaminación de agua y tierras, que afectan a esta Área Natural Protegida.


El Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam es un sitio mundialmente reconocido por su belleza natural, ecosistemas y especies silvestres únicas en el mundo.
El programa de manejo garantizará la protección, conservación, desarrollo sustentable y regulación de las actividades turísticas del área de más de 154 mil 52 hectáreas.
También busca evitar el desarrollo urbano desordenado, nuevos centros de población, deforestación, cambios de uso del suelo, acumulación de basura, introducir especies exóticas que se tornen invasoras o ferales, contaminación del mar, acuíferos y tierras que afectan y ponen en riesgo a los habitantes, los ecosistemas y las especies silvestres de esta Área Natural Protegida (ANP).
Por ello, las reglas generales establecidas prohíben introducir envases desechables, PET, unicel y bolsas de plástico; construcción de pistas aéreas, campos de golf y grandes desarrollos, descargar aguas residuales en el mar, así como dañar los arrecifes coralinos, los pastos marinos, las playas, dunas y manglares, entre otros.
Al respecto, el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano Alamán, afirmó que la publicación de este Programa de Manejo después de 24 años, es una deuda con México, pero sobre todo un compromiso con el mundo.
Destacó que en la presente administración se ha logrado la publicación de 48 programas de manejo, para alcanzar un total nacional de 114 programas en áreas naturales protegidas.
Por su parte, el Comisionado Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Alejandro Del Mazo Maza, explicó que el Programa de Manejo de Yum Balam garantiza la protección de la biodiversidad y a su vez el desarrollo social y económico con pleno respeto al entorno natural, a través de actividades turísticas sustentables que garanticen el equilibrio ecológico.
En el caso de Isla Grande, se permitirán hasta 800 cuartos para hospedaje de turismo en infraestructura de bajo impacto ambiental, tipo palafito en zona marina y terrestre.


A través del Programa de Manejo se promueve la conservación de la isla chica, isla grande, las dunas costeras, manglares, la Laguna de Yalahau que es sitio de crianza de numerosas especies marinas; playas de anidación y zonas de alimentación de tortugas marinas; sitio de alta productividad primaria importantes para la alimentación del tiburón ballena, rayas y especies de pesca comercial y la zona de las fracturas de Holbox que permiten recargar los mantos freáticos que abastecen de agua dulce al norte del estado de Quintana Roo, precisó.
El APFF Yum Balam, ubicado al norte de Quintana Roo, es un sitio en donde se encuentran selvas tropicales bajas y medianas, manglares, cenotes, esteros, lagunas costeras primordiales para la crianza de numerosas especies marinas como el tiburón ballena, tortugas marinas, cocodrilos y tiburones; especies de mamíferos terrestres como el jaguar, mono aullador, mono araña, jabalí de labios blancos y venado temazate; además de aves como el flamenco, tucán pico de canoa y el halcón peregrino.