OTHÓN POMPEYO BLANCO, QRoo, 14 de julio de 2020.- Habitantes de comunidades rurales en la zona sur de Quintana Roo que hasta el momento no han registrado ningún caso positivo de Covid 19, decidieron blindarse y reinstalar sus filtros sanitarios que, además les servirá para intentar frenar la delincuencia que registró un repunte en las últimas semanas.

A partir de este martes, habitantes de la Unión, localizada en la frontera con Belice y en la Ribera del Río Hondo, instalaron su retén sanitario y solo permiten la entrada de proveedores locales luego que hayan cubierto los protocolos sanitarios.

Esta decisión es para evitar que se presente algún caso de Covid 19 ya que hasta el momento se mantienen libres de la enfermedad.

Los habitantes confirmaron que la incidencia delictiva también ha tenido un repunte sobre todo en el tramo que conduce a la población de Rovirosa en donde se ha detectado que opera una célula dedicada al robo con violencia y cuyos integrantes se transportan en motocicletas.

Apenas el 8 de julio, los habitantes de la Unión levantaron su retén sanitario al entrar el municipio de Othón Pompeyo Blanco al color naranja del semáforo sanitario estatal.