Hace casi 26 años, el ex presidente Carlos Salinas de Gortari publicitó la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte como uno de los más grandes logros que hubiera conseguido México en materia comercial y económica.

 

El negociador mexicano fue el entonces secretario de comercio Jaime Serra Puche.

 

Eufórico Salinas ordenó que todas las legislaturas de los estados comentaran el acontecimiento como un logro que colocaba a México en el umbral de los países desarrollados.

 

¡Bienvenidos al primer mundo¡ era el mensaje de una proclama que a final de cuentas resultó ser una trampa de la fe.

 

Pero a 26 años de distancia el tratado de libre comercio salinista ha traído más problemas que beneficios en una desigual relación con Estados Unidos.

 

Con el TLC ni se redujo la pobreza –mucho menos la pobreza extrema-, ni se incrementó el empleo en las proporciones tan prometidas.

 

Nunca llegaron a México los miles de empleos bien pagados que tanto se ofrecieron, los que se crearon a los pocos años para mejorar el nivel de vida de los mexicanos fueron una quimera.

 

Y se ve difícil que esa situación pueda cambiar con la firma del impronunciable USMCA.

 

Sobre todo teniendo a Donald Trump en el poder desde donde ya se proclamó vencedor en las negociaciones del USMCA.

.

Y la historia se repite 26 años después.

 

Ahora con el USMCA, tanto el presidente Enrique Peña Nieto como el mandatario electo Andrés Manuel López Obrador, pronostican, aún sin que el acuerdo se haya firmado, un mejor futuro comercial para nuestro país.

 

Lo mismo hacen, no les queda de otra, sus secretarios de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray y el Marcelo Ebrard, así como los de Comercio, ya sea los que actualmente están en funciones como los propuestos para asumir el cargo el 1 de diciembre.

Uno se pregunta:

 

¿De verdad el USMCA va a cambiar el escenario de pobreza y desempleo que existe en el país?

Con un pasado así, es difícil de creer que México cambiará su realidad al menos en el corto plazo. Entonces es peligroso andar festinando un futuro prometedor cuando todavía ni siquiera se firma el documento que traería las líneas del crecimiento económico y el abatimiento del rezago social..

Por el momento, esa abundancia que vaticinan nuestros mandatarios, no se verá reflejada entre los empresarios y trabajadores que se dedican al ramo del acero y aluminio, por citar un caso emblemático.

Debemos recordar que hace unas semanas Estados Unidos impuso un impuesto de 25% a sus importaciones de acero y uno de 10% a las de aluminio provenientes de todo el mundo, incluyendo México y Canadá.

En una tibia represalia México impuso aranceles a alimentos específicos que vienen de Estados Unidos, entre ellos carne de cerdo, manzanas, arándanos y whisky. Canadá también aplicó aranceles a bienes como café, mermelada de fresa, y artículos de acero.

¿Qué pasara con esta dinámica de represalias comerciales?

En este punto de las negociaciones, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que los aranceles antes mencionados se mantendrían para Canadá y México hasta que “puedan hacer algo diferente, como cuotas, tal vez”.

Van muy rápido Peña y AMLO con el pronóstico de buenas noticias, un poco de prudencia les vendría bien.

Que aprendan las lecciones recibidas por su antecesor. Es una historia muy fresca todavía.

De otra suerte, a los pocos meses, el USMCA se convertirá nuevamente en una Trampa de la Fe para los mexicanos.

EN TIEMPO REAL.

1.- En Quintana Roo el gobernador Carlos Joaquín González sigue pendiente de que se contenga la inseguridad en la entidad. La llegada del experimentado Alberto Capela a las latitudes de la seguridad pública sin duda que será un activo eficiente en esa delicada tarea. Quintana Roo mantendrá sus niveles de afluencia turística en lo que resta del año, asegura el mandatario Carlos Joaquín González.

2.- Bien le ha ido estos dos días al estrenado gobernador de Guanajuato Diego Sinhé Rodríguez. Antier tuvo importante entrevista con el presidente electo Andrés Manuel López Obrador con motivo de la visita del tabasqueño a la entidad. Y ayer el presidente Enrique Peña Nieto inauguró la ampliación del aeropuerto del Bajío en un evento en el que estuvo presente el mandatario estatal. Le pinta bien el cierre de año a Diego Sinhué.

3.- En el Estado de México la pugna por la dirigencia estatal del PAN la ganará fácilmente Jorge Inzunza. Su competidor, el veterano José Luis Durán Reveles ya no tiene seguidores ni en la sección electoral en la que vive en Naucalpan. En el Edo Mex se vio bien la austeridad en el informe que presentó Alfredo del Mazo. En los corrillos del evento se habló de inminentes cambios en algunas secretarías de estado.