GUADALAJARA, Jal., 11 de mayo de 2018.- Luego de anunciar su retiro de las canchas y tras la fiesta que los Zorros del Atlas le prepararon hace unas semanas, Rafael Márquez dijo adiós como futbolista de los rojinegros.

Esto tras haberse mantenido entrenando en las instalaciones de la Madriguera Rojinegra, con el fin de llegar a tope físicamente a la Copa del Mundo. Este viernes, Márquez tuvo su último entrenamiento en el feudo atlista y se despidió con un mensaje en sus redes sociales “Hoy fue mi último día de entrenamiento en Atlas, quiero agradecer a todos los que me ayudaron a seguirme preparando estos días, y no digo adiós sino hasta pronto”, publicó el defensa.

Lo que viene para el Káiser será incorporarse a los entrenamientos con la Selección de México, que comenzará su preparación para el Mundial de Rusia 2018, que marcará la quinta presencia de Márquez Álvarez en este torneo.

Con información de Quadratín Jalisco