CHETUMAL, QRoo, 23 de junio de 2018.- El director de Infraestructura Física Educativa de Quintana Roo, Abraham Rodríguez Herrera  informó que serán 35 los planteles de nivel básico por los que se le pedirá ayuda al Fondo de Desastres Naturales (Fonden).
Lamentó que en muchos de ellos, los techos y las paredes estén completamente remojadas lo que es grave riesgo para los alumnos.
Destacó que al hacer un recuento de los daños por las precipitaciones siete fueron las brigadas que realizaron las inspecciones de forma preliminar y de acuerdo a los requerimientos unos cuatro mil 694 alumnos están sin clases por los daños a la infraestructura escolar.
Paredes humedecidas, daños en papelerías y documentos, patios inundados e inaccesibles, cisternas con agua potable y fosas sépticas afectadas por el agua, así como bombas de agua dañadas, son algunas de las afectaciones.
En total dos mil 694 son los estudiantes en los que su escuela está afectada: tres mil 397 alumnos de Bacalar, 490 de Othón Pompeyo Blanco, 489 de Felipe Carrillo Puerto, 97 de Tulum y 221 de Làzaro Càrdenas no podràn tomar clases hasta nuevo aviso.
Respecto a los centros escolares dañados son 25 de Bacalar, tres de Lázaro Cárdenas, tres de Othón Pompeyo Blanco, dos de Felipe Carrillo Puerto y dos más de Tulum.