LA ORDEN DE APREHENSIÓN QUE AYUDA A KARIME…

Miércoles 30 de mayo, 2018.

El Fiscal Jorge Winckler titubeaba, cambiaba de sitio los micrófonos, tropezaba las palabras antes de iniciar su perorata contra las injusticias y los niños y los ancianos. Todo alejado del tema de aplicación de justicia, todo fuera de su jurisdicción.
El anuncio, quedó establecido con esto, era político.
El anuncio de una “orden de aprehensión” contra Karime Macías de Duarte por daño patrimonial, es decir recursos públicos, por 112 millones de pesos en el DIF.
Orden de aprehensión girada por un juez del fuero común… o sea, si son recursos públicos, ¿no correspondería al fuero federal?
Con esto el gobierno panista de Veracruz apoya a Karime Macías en su petición de asilo político en Inglaterra.
Porque difícilmente podría utilizar recursos públicos del DIF, para su beneficio personal, quien no es funcionaria pública de dicha institución. Su cargo, para todos los efectos legales, era honorario. O sea, no puede tener responsabilidad legal.
Si el director del DIF en turno obedeció instrucciones de la señora Duarte para desviar recursos o para hacer compras a “empresas fantasmas”, es responsabilidad legal exclusiva de su persona.
Es como si usted o yo fuésemos a ver a la directora del DIF nacional y le pidiésemos hacer operaciones ilegales… la responsabilidad sería de ella, de quien ordena, de quien firma.
A la señora Karime se le tendría que poner detrás de las rejas por muchas otras razones, entre ellas las declaraciones de uno de los cómplices de Duarte, de apellido Manzour, ante el ministerio público. Por sus casas en el extranjero, por el rancho de sus caballos que le fue expropiado, por la injerencia directa en temas de seguridad pública, pero por 112 millones de pesos es ridículo.
Cualquier podría pensar que tiene amigos en la Fiscalía. Que Winckler es parte de sus abogados que, definitivo, utilizarán sus declaraciones y la orden de aprehensión como prueba de que su cliente es víctima de una persecución política.
Desde agosto de 2017 Miguel Ángel Yunes llevó a la PGR un expediente en contra de Karime Macías.
En su momento la autoridad federal declaró, cuando se conoció que viajaba a Europa, que la señora podía hacerlo porque “no es prófuga de la justicia”. Después se dijo, oficialmente, que no se podía integrar una investigación en su contra solamente con los dichos de alguna persona. Quedando sellada la omisión de la autoridad federal en su contra.
¿Por qué esperó la Fiscalía de Veracruz casi un año para solicitar, y obtener de un juez local a modo, una orden de aprehensión en su contra? A sabiendas que no va a ponerla en la cárcel, que se va a deshacer en minutos. No nos queda sino la respuesta de los tiempos electorales.
Lo que es más que triste. Karime es un ejemplo de criminalidad, es una mujer que utilizó el poder en su beneficio más allá de cualquier calificativo, y será también un ejemplo de impunidad consentida.
Que se le dé un uso electorero ahora, no es sino un capítulo más de su historia.
En Tuiter: @isabelarvide Blog: EstadoMayor.mx Blog: CambioQRR.com