FELIPE CARRILLO PUERTO, QRoo, 18 de octubre de 2020.- Tampak, es un atractivo lugar en medio de una exuberante vegetación selvática, en el que se aprecian los vestigios de una pirámide maya.

Para descubrirlo hay viajar cerca de Chancah Derrepente, comunidad maya que esta rumbo a La Mixtequilla, a 43 kilómetros de Felipe Carrillo Puerto.

Es un sitio que emana misticismo y en el que los sacerdotes, rezadores y habitantes de Chancah Derrepente acostumbran encender sus velas e inciensos y presentar ahí sus ofrendas para pedir una mejor vida y salud a Dios, la Santísima y a otras deidades antiguas.

Es en este punto que se llevan a cabo, y con mucha devoción y respeto, ceremonias como las de Chaa Chak y Wajikol, para pedir lluvias y agradecer las cosechas logradas.

Para los turistas y visitantes que quieran conocer y acercarse a este místico espacio es prudente que informen primero al jefe de la iglesia maya de la comunidad ya que este espacio forma parte del territorio maya masewal.

Chancah Derrepente, La Mixtequilla, Chan Santa Cruz, San Andrés y Kopchén, entre otras tantas comunidades de este rumbo, están en el ámbito del centro ceremonial Chancah Veracruz, conocido también como la iglesia maya de los santos milagrosos.

Los mayas y sus jefes conocidos como dignatarios, realizan periódicamente sus guardias en ese centro que también forma parte del patrimonio cultural de Quintana Roo.