Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Taxistas inician movilizaciones en Quintana Roo, por aprobación de Uber

Redacción/Quadratín Quintana Roo
 
| 28 de mayo de 2018 | 20:51
 A-
 A+

CHETUMAL, QRoo, 28 de mayo de 2018.- El presidente de la Gran Comisión del Congreso del Estado, Eduardo Martínez Arcila, informó que se aprobó por unanimidad, en comisiones unidas, la Ley de Transporte y Vías de Comunicación que contempla que el dueño de cualquier vehículo podrá operar con plataformas digitales en Quintana Roo, como Uber.

Dijo que espera que el dictamen sea aprobado en las próximas horas. Sin embargo, la noticia corrió como pólvora entre el gremio taxista, y los diferentes sindicatos se están organizando para hacer diversas movilizaciones en todo el estado, para manifestar su inconformidad. De hecho, en algunas ciudades como Chetumal y Playa del Carmen, se iniciaron algunas marchas y bloqueos.

Sobre todo luego de que ya se había anunciado que se suspendía la consulta pública respecto a Uber, en las próximas elecciones.

Tras aprobarse en una primera fase la legislación, se contempla que en un plazo no mayor a 90 días se creará el Instituto de Movilidad, que hará las funciones de la Secretaría de Transporte estatal.

La nueva ley prevé que el dueño de cualquier automóvil podrá operar con plataformas digitales en toda la entidad, siendo que la unidad no podrán darse a trabajar a otra persona que no sea el propietario.

Martínez Arcila indicó que los legisladores tomaron en cuenta las opiniones de diversos organismos y de la ciudadanía en los distintos foros que se realizaron.

El instituto de nueva creación realizará estudios de factibilidad para definir las necesidades de transporte de cada municipio, con el fin de erradicar los monopolios, porque la concesión no permite otorgarla a un tercero.