· Cruz Azul dejaría la capital porque quiere jugar en Huixquilucan
· Facilidades para una inversión mayor a 300 millones de dólares
· Chihuahua busca exportar su experiencia de (in)seguridad a SLP

El Estadio Azteca no será vida eterna del Cruz Azul.

No quiere andar de aquí para allá: de Jasso, Hidalgo, al Coloso de Santa Ursula, de ahí al Estadio Azul –antaño del Atlante- y de nuevo regreso a Coyoacán porque de todos lados lo desalojan.

Los nómadas cementeros –vaya paradoja: unos fabricantes de cemento sin cancha profesional propia- andan en busca de un lugar para edificar su proyecto deportivo.

Sus directivos visitan éste, ése y aquél lugar a ver dónde les conviene más una inversión altamente redituable -millones más, millones menos- de unos 300 millones de dólares.

Así dieron con Huixquilucan.

No lo comente porque no es información oficial, pero han encontrado espacio suficiente para un estadio de grandes dimensiones y servicios conexos en ese municipio mexiquense.

Sería un estadio moderno como los edificados por Rusia para el Mundial y con un entorno comercial de dimensiones mayúsculas y modernas, acaso al estilo Real Madrid o Bercelona.

El terreno está en los límites de la Ciudad de México y del estado de México, con suficientes vías, espacios comerciales cercanos, zonas habitacionales muy pobladas y muchos otros factores favorables.

Están entusiasmados Guillermo Alvarez y funcionarios de la cementera hidalguense de Cruz Azul.

Inclusive ya hablaron con el alcalde Enrique Vargas –edil con licencia en busca de la reelección y tendencias favorables superiores al 50 por ciento- y recibirán facilidades máximas.

UN ESTADIO CON ACCESO ÚNICO

Un dato parece lógico: Cruz Azul se va de la Ciudad de México.

Ahora a la información:

La llegada de Ricardo Peláez a la dirección deportiva ha cambiado el ambiente interno y por lo visto también las proyecciones de quienes llevan décadas en sucesivos fracasos del Cruz Azul.

Al parecer ningún lugar les agrada tanto como Huixquilucan, un espacio al que se llega fácil y sobre el cual ya han hecho estudios sobre la asistencia de afluencia para el partido y desalojo tras él.

Los datos favorecen.

El Ayuntamiento de Huixquilucan les dará facilidades, pero ha hecho planteamientos de funcionalidad para no hacer nudos viales ni molestas saturaciones a quienes viven en ese lugar.

El edil Enrique Vargas se las puso muy fácil:

-Donde quieran, pero que el estadio sea el destino final.

Y sí, tanto Alfredo Alvarez como Ricardo Peláez y los dirigentes de la cooperativa Cruz Azul están de acuerdo.

Si no hay obstáculos, el anuncio oficial lo tendremos en dos o tres meses.

CORRAL HABLARÁ DE SEGURIDAD

1.- Para Ripley: el gobernador de uno de los estados más violentos del país hablará con candidatos de su partido, Acción Nacional (PAN), sobre… ¡seguridad!

El aspirante a alcalde de San Luis Potosí, Xavier Nava Palacios, ha invitado al chihuahuense Javier Corral para una conferencia sobre ese tema con sus correligionarios.

El acto está programado para el próximo domingo con asistencia de abanderados a senadores, diputados federales, diputados locales y presidentes municipales.

2.- Alejandra Barrales comió ayer con obispos de la Ciudad de México y, obvio, el tema fueron la situación de la urbe y las elecciones en puerta.

-Hubo química –dijo una fuente ligada al cardenal y arzobispo Carlos Aguiar Retes.