Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto:

Teléfono Rojo

José Ureña
 
| 16 de julio de 2018 | 0:01
 A-
 A+
Salinas busca el control del PRI ante su derrota y orfandad
Llamados a gobernadores para pedir apoyo a Claudia Ruiz
René Juárez se retira y esperará la convocatoria para 2019
La peor situación de un partido político es la orfandad.
Y ahora, circunstancias de la humillación, la viven varios de ellos.
Pero dos son de escándalo: la rebatiña por Acción Nacional (PAN) y el pasmo insuperable del Partido Revolucionario Institucional (PRI).
Porque Movimiento Ciudadano (MC) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) viven su propia circunstancia.
El primero es propiedad de Dante Delgado y la traición de Enrique Alfaro lo deja en soledad para decidir qué hacer con él.
El perredismo, mientras tanto, depende del gusto -o imaginación si pretenden levantarlo de sus ruinas- de Los Chuchos, Jesús Ortega y Jesús Zambrano, más algunos leales si les quedan.
Pero el PRI y el PAN son otra cosa: aquél partido detenta una Presidencia de la república sumamente devaluada y éste es heredero de una ideología tan extraviada como el poder federal perdido hace seis años.
Y los dos, quién lo dijera, sufren el acecho de ambiciones endógenas y exógenas mientras se ocultan quienes les causaron su desgracia político/electoral presente.
LA OPERACIÓN CON GOBERNADORES
René Juárez Cisneros debe tener sus razones para dejar la presidencia del PRI.
Hoy entregará el mando a Claudia Ruiz Massieu Salinas, hija del histórico Francisco Ruiz Massieu y sobrina de un ex presidente activo como no se la había sentido desde hace tiempo.
Carlos Salinas, me cuentan gobernadores tricolores, han recibido llamadas para pedir apoyo a fin de ratificar en la cúpula del partido a la todavía secretaria general.
-Por esa vía pretende tomar al PRI -reflexionan.
Mal signo para llenar el vacío de Juárez Cisneros, quien ante la incertidumbre prefiere coordinar a los futuros diputados priístas y esperar el momento de la elección democrática.
-Entonces veré si participo -ha de decirse quien ha ganado dos contiendas internas priístas (Acapulco y Guerrero) con todo en contra, y prefiere no dirigir el relevo del Comité Ejecutivo Nacional para no ser juez y parte como sí lo fue en el PAN el ahora vilipendiado Ricardo Anaya.
¡Ah, el PAN!
También mandatarios estatales panistas y dirigentes emecistas han recibido llamadas del nuevo amigo de Andrés Manuel López y antaño jefe de la mafia del poder para otear el futuro y diseñar una estrategia, un frente común, ante el nuevo régimen.
¿De verdad va por todos?
Más aún, ¿sabrá aglutinarlos para ser una oposición robusta y efectiva?
INDEPENDENCIA PRIÍSTA HASTA 2019
No separen de por vida a René Juárez Cisneros del PRI.
Se ha curtido en las lides internas cuando la moda ha sido abrir los procesos y dejar abierta la puerta a quien reúne algunos apoyos de la militancia, los sectores, el territorio.
En tiempos de Luis Donaldo Colosio y el José Francisco Ruiz Massieu en la gubernatura ganó la candidatura para presidente de Acapulco.
Desde la alcaldía y, contra pronóstico, se impuso hace 20 años a Manuel Añorve, Florencio Salazar, Guadalupe Gómez Maganda, Carlos Vega Memije y Porfirio Camarena.
Y con el PRI solo y un perredismo impulsado por Andrés Manuel López Obrador, venció en la constitucional a Félix Salgado Macedonio con 52.58 por ciento de los votos.
Pronóstico personal: esperará la convocatoria y estará en la lucha por la recuperación e independencia del partido en 2019.
La independencia hoy imposible porque hay un presidente priísta (Enrique Peña) y un ex presidente (Carlos Salinas) con influencia determinante.