Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Quadratín Quintana Roo

Teléfono Rojo

José Ureña
 
| 17 de agosto de 2018 | 0:01
 A-
 A+
La inteligencia financiera pasará a la remozada SSP
Vía dinero vigilará a políticos, empresarios, narcos…
La honda agonía del PRI no acabará con el sexenio
Si algo habrá el próximo sexenio será inteligencia.
Vigilancia en todos los niveles y en todos los sectores.
Y mayoritariamente estará concentrada en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), cuyo renacimiento estructura y operará el sonorense Alfonso Durazo.
Será una dependencia distinta a la de los dos sexenios anteriores, una poco atendida por Vicente Fox y otra super privilegiada con Felipe Calderón.
Por eso Genaro García Luna fue tan influyente en el sexenio 2006-2012.
Con recursos sin límite, mucha autonomía y tecnología de vanguardia, Calderón y García Luna llegaron a pronosticar casi vida eterna a esa secretaría.
Pero llegó el colombiano Oscar Naranjo a asesorar hace seis años a Enrique Peña y se sepultaron la secretaría y escándalos como las balaceras y asesinatos protagonizados por policías federales en el Aeropuerto capitalino y en Tres Marías.
ÁREAS DE GOBERNACIÓN, DE HACIENDA…
Apenas se rediseña la nueva SSP.
Participa un grupo de alta confianza para Andrés Manuel López Obrador -el mismo Alfonso Durazo y Gertz Manero, primer secretario del ramo con Vicente Fox- y pronto lo tendrán listo.
La iniciativa se presentará en septiembre.
Pero aquí va un avance:
Manejará la Policía Federal, actualmente con su propia área de inteligencia, y será el brazo operativo porque se desvanece la promesa de crear una Guardia Nacional.
De Gobernación se llevará dos organismos disímbolos:
El Centro de Información y Seguridad Nacional (Cisen), a cargo de Gertz Manero, y Protección Civil, ambos con sus propios cuerpos de inteligencia para sus respectivos fines.
Y quizá haya otro dato más novedoso:
La nueva SSP tendrá también su Unidad de Inteligencia Financiera (UIC), labor ahora exclusiva de Hacienda.
Es decir, la secretaría de Durazo tendrá funciones más allá de la seguridad pública y observará a gobernantes, empresarios, medios y todo manejo de recursos.
Habrá estricto seguimiento del dinero: de dónde viene, quién lo opera, cómo se encubre, a quién enriquece y actividades como los escándalos de Ricardo Anaya y socios.
En todos los casos el sello es la investigación, la inteligencia, y quizá aquí esté la parte fundamental del rediseño de la lucha para el combate a la delincuencia organizada.
LA TURBULENTA AGONÍA DEL PRI
1.- La larga agonía del Partido Revolucionario Institucional (PRI) tiene una causa.
La estructura no puede moverse, y menos su dirigente Claudia Ruiz Massieu, en tanto haya presidente priísta y Enrique Peña se niega a darle autonomía.
No la ha tenido ni la tendrá en el sexenio y de poco servirán presiones de algunos grupos o las críticas de Ulises Ruiz, César Augusto Santiago y otros compañeros suyos.
Lo saben los militantes conspicuos, por lo cual no se mueven y simplemente cumplen con los rituales, verbigracia, de designar coordinadores parlamentarios.
Nadie, ni siquiera Ruiz Massieu, podía quitarles esa elección a Miguel Angel Osorio Chong en el Senado y a René Juárez Cisneros en la Cámara de Diputados.
Y 2.- ah, pero la renuncia de Rubén Moreira simplemente muestra los desajustes internos y el carácter de Claudia Ruiz Massieu.
A éste seguirán otros, mientras ella, el presidente y la nomenklatura tricolor intentarán conservarla hasta fines de 2019 cuando, entonces sí, se sabrá si hay y sobre todo si habrá PRI.