Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Teléfono Rojo

José Ureña
 
| 18 de septiembre de 2018 | 18:57
 A-
 A+
·          López Obrador manejará prensa desde Los Pinos
·          Desaparecerá la Subsecretaría de Normatividad
·          Enlaces de cinco mil pesos y tren maya sin rieles
Las relaciones con la prensa de manejarán desde Los Pinos.
No nada más porque César Yáñez vaya a ser inseparable de Andrés Manuel López Obrador, mitad secretario particular, mitad asesor de prensa, y Jesús Ramírez se instale al frente de la Coordinación de Comunicación social de la Presidencia de la República.
Una dupla inseparable en el diseño ideado por el presidente electo.
El tema va más lejos.
De entrada, es inminente la desaparición de la subsecretaría de Normatividad de Medios de la Secretaría de Gobernación (Segob), hoy a cargo de Andrés Chao Evergenyi.
El área a donde acuden todos los dueños y directores de organismos de información para registrar sus empresas –periódicos, revistas, radiodifusoras, televisoras, portales, etcétera- y acordar convenios.
Ahí registran peticiones, seleccionan listas y luego las envían a la Presidencia de la República, donde otros funcionarios revisan, cuestionan, repasan el currículum de los peticionarios y al final autorizan.
Si los interesados pasan todos los filtros, tendrán la publicidad respectiva.
De lo contrario, los trámites se habrán atorado en alguna de las muchas oficinas de la Gobernación o de Los Pinos por donde pasa ese riguroso esquema de racionalidad.
FIN A LA DISCRECIONALIDAD
Ya no será así.
Andrés Manuel López Obrador ha dispuesto recortar a la mitad los gastos de comunicación y publicidad –la endeble línea permite confundir una cosa con la otra- y desaparecer jefaturas y coordinaciones de prensa.
Quedarán oficinas de enlace, señala Jesús Rodríguez Cuevas.
El nuevo conductor da un argumento válido:
Hasta ahora hay una maraña burocrática donde se multiplican los lineamientos y su aplicación y ello conlleva a la duplicidad de mandos, de órdenes y contraórdenes, de dispersión de recursos y descontrol.
Con un agregado: esas oficinas de prensa son utilizadas para el lucimiento personal de determinado funcionario y plataformas para impulsar ambiciones inclusive presidenciales.
El cambio de paradigma lo explica así:
“Nosotros creemos en la comunicación como un servicio público para la transparencia, que explique la toma de decisiones y dé contexto a sus posicionamientos” (Proceso).
Pues bien, la subsecretaría de Normatividad de Medios será trasplantada integralmente a Los Pinos, a ver con qué nombre.
Ahí estará el poder mediático.
¿ENLACES DE 5 MIL PESOS?
1.- Queda en el ambiente si las nuevas oficinas de enlace de prensa estarán a cargo de titulares con menos de cinco  mil pesos mensuales.
Porque de acuerdo al tabulador ideado por el Morena, los titulares de la oficina de Enlace cobrarán entre cuatro mil 687.69 y nueve mil 269 pesos.
¿Qué profesionalismo puede ofrecer un funcionario de responsabilidades institucionales con ese salario?
La austeridad debe tener límites.
Y 2.- el tren maya no camina sobre rieles.
Ayer un grupo de empresarios reconocidos por Forbes descalificaron su viabilidad en parte del recorrido propuesto por Andrés Manuel López Obrador.
Braulio Arsuaga y Alejandro Zozaya, del Grupo Presidente y Apple Leisure Group, lo consideraron conveniente en Quintana Roo y Yucatán, no así para otros lugares.
Es decir, descalificaron Tabasco, Chiapas y Campeche.