SOLIDARIDAD, QRoo, 25 de abril de 2019.- El anuncio de un cambio positivo dentro de la evaluación que la empresa financiera Fitch Ratings otorga al municipio de Solidaridad por el buen manejo de la deuda de 780 millones de pesos contratada por anteriores gobiernos ha generado confianza entre la ciudadanía, ya que este año se destinarán 200 millones del presupuesto municipal para cubrir los pagos e intereses de este compromiso financiero y según la calificadora, es debido a las fortalezas de la administración para solventarlo.

Los especialistas financieros en evaluación de deuda destacaron que la mejora en la calificación de Interacciones 14 se explica por el aumento en la calificación al Municipio de Solidaridad.

“Las fortalezas de la estructura se mantienen, a decir: el comportamiento del activo utilizado como fuente de pago, el fideicomiso de administración y fuente de pago, que recibe los recursos afectados para asegurar el servicio de la deuda, el fondo de reserva, la obligación de contar con una cobertura de tasa de interés y el fundamento legal adecuado”.

De acuerdo a la metodología de Fitch, la calificación de Interacciones 14 está estrechamente relacionada a la calidad crediticia de Solidaridad. Por lo anterior, cualquier ajuste en la misma se reflejaría en el mismo sentido y dirección en la del financiamiento.

Por otra parte, mecanismos adicionales a los contemplados en la estructura inicial que permita robustecer las coberturas bajo diversos escenarios y funcionamiento del crédito, podría mejorar la calificación asignada.

La empresa calificadora abundó en su reporte que el municipio de Solidaridad maneja un estatus denominado como “Fuerte” en los siguientes factores clave: desempeño de activos, vehículo de uso especial, cobertura de riesgo de tasa de interés, fondo de reserva y fundamentos legales.

La deuda contratada con el Banco Interacciones tiene un saldo de 695.1 millones de pesos a diciembre del 2018 después de diversas reestructuraciones y que tiene origen en el préstamo millonario de 386 millones de pesos que Filiberto Martínez, expresidente municipal (2011-2013), contrajo para construir ocho obras entre las que se encontraban el teatro de la ciudad y el nuevo palacio municipal.

Esta deuda fue incrementada posteriormente y se elaboró un plan de pagos y reestructuración de deuda que ha continuado Laura Beristain de manera adecuada, destinando este año en el presupuesto de egresos 2019, 200 millones de pesos para cubrir y solventar las obligaciones del municipio y el firme compromiso de no contratar más deuda pública.

La ciudadanía ha rechazado estos endeudamientos ya que muchos de ellos, como el contratado por Román Quian Alcocer (2008-2011) por 102 millones de pesos, literalmente se los llevó el mar ya que la mayor parte de este dinero se utilizó para un rescate de playas infructuoso y ecocida.

Con estos antecedentes es de destacar el compromiso que se tiene en la administración municipal de Laura Beristain de cumplir con las obligaciones sin que detengan el desarrollo de la ciudad, por esta razón se buscó y logró un presupuesto de más de 900 millones de pesos para ejercer en obra pública en 2019.