COZUMEL, Qroo, 23 de mayo de 2019.– Trabajadores de la construcción que fueron contratados para llevar a cabo la edificación de vivienda en los límites del fraccionamiento Altamar, laboran sin contar con seguridad social ni equipos de protección.

Esta situación fue detectada por representantes sindicales durante un recorrido por el sitio en donde actualmente se construyen 48 viviendas de interés social.

Sobre el tema, el líder sindical de los alarifes en Cozumel, Graciano Kauil, señaló que como sindicato ya están haciendo las gestiones, sin embargo, denunció que ésta situación debe ser atendida por otras instancias y no solamente por los sindicatos, ya que es responsabilidad, de Protección Civil del Ayuntamiento de Cozumel y de las autoridades que expiden permisos de construcción sin tomar en cuenta a la clase trabajadora.

Acusó a las instituciones encargadas de velar por los derechos de los trabajadores, como es el caso del Instituto Mexicano del Seguro Social, cuyos representantes solo hacen acto de presencia cuando se agrava el problema pues, dijo “solamente llegan cuando ya hay un muerto o un accidentado, el IMSS, en esos casos forzosamente hace el cobro correspondiente a la empresa contratista, pero el trabajador nunca gozó de ese derecho en vida”.

Señaló además que a eso hay que agregarle que el albañil, como trabajador, nunca va a poder acceder a los programas de vivienda, pues “al no estar cotizando en el seguro social, nunca va a sumar puntos en Infonavit, y obviamente ni pensión “.

Acusó al delegado del IMSS en no preocuparse, pese a que es parte de su responsabilidad.

Otra de las dependencias que debe voltear los ojos hacia este sector, dijo, es la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, cuyo representante “no se debe quedar en la silla de su oficina con su aire acondicionado; tiene que salir a hacer la parte que le corresponde; a vigilar a su personal para que se pongan a trabajar y que todo lo que se aterrice sea a favor de los trabajadores quintanarroenses; en tanto esto no suceda, las constructoras seguirán operando irregulares”, lamentó.