CANCÚN, QRoo, 7 de julio de 2020.- El Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), realizó un estudio al sargazo que arriba a las costas de Cancún, Playa del Carmen y Tulum, el cual arrojó que dicha alga concentra altas cantidades de clorofila, fósforo biodisponible, nitrógeno amoniacal, sólidos suspendidos totales, coliformes y enterococos fecales.

Para la investigación, el IMTA realizó durante el 2019 más de mil 300 muestras de análisis en las costas de la zona norte de Quintana Roo, a fin de confirmar los impactos negativos que genera el arribo de sargazo para el medio ambiente y los humanos.

María del Pilar Saldaña, investigadora que lideró el estudio, recalcó que los resultados son relevantes y sirven para entender la magnitud de la emergencia ambiental.

“Dada la importancia de dar seguimiento a este fenómeno, a lo largo de 2020 se dará continuidad a este proyecto de estudio, lo que permitirá continuar con el monitoreo y el problema que representa la macroalga”, aseguró la investigadora.