Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Víctima de secuestro en Cancún recibe atención médica

Alfonso Alcocer/Quadratín Quintana Roo
 
| 23 de octubre de 2018 | 8:54
 A-
 A+

CANCÚN, QRoo, 23 de octubre de 2018.- Valeria, la joven universitaria que fue rescatada de un secuestro en Cancún, sufrió heridas en dos dedos como medida de presión para exigir el pago de un rescate a sus familiares.

Después de ser rescatada, la noche de este lunes 22 de octubre, fue trasladada al Hospital General, bajo un fuerte dispositivo de seguridad, para recibir atención médica y reunirse con sus padres, después de momentos de horror y angustia.

Después de tres días de permanecer en cautiverio, luego de ser secuestrada a las afueras de la Universidad La Salle, elementos de la Fiscalía General del Estado la encontraron en un departamento del cuarto nivel de un edificio, ubicado a un costado de la avenida Isla Haití, en el fraccionamiento Paseos del Mar, en la Supermanzana 251 de esta ciudad.

Los agentes ministeriales localizaron el departamento que utilizaba una presunta banda de secuestradores, gracias a una denuncia anónima y luego de un exhaustivo trabajo de inteligencia consiguieron la captura de cuatro de sus integrantes, entre ellos una mujer.

Los habitantes del lugar vivieron momentos de alarma durante la intervención de los policías, la noche del lunes, en medio de múltiples disparos y elementos que corrían con sus armas, apuntando hacia lo alto de un edificio, donde se encontraban los presuntos captores de la joven.

Varias calles alrededor del edificio fueron acordonadas por elementos de las distintas corporaciones, la cuales llegaron para reforzar el cerco de seguridad.

Tras los momentos de angustia que vivió, Valeria fue rescatada, se le llevó de inmediato al hospital y, aunque la experiencia no fue nada agradable, ha vuelto a sentir el abrazo y cariño de sus padres, con los que se reunión y se siente a salvo.