SOLIDARIDAD, QRoo, 20 de mayo de 2019.- María Fernanda N, esposa de Rodrigo N, conocido por el alias de #LordCobarde, fue vinculada a proceso por su posible participación en el ataque a golpes presuntamente infringido por la pareja, que dejó en estado de invalidez total a Roberto González, hecho que quedó documentado en video y que le ha dado la vuelta al mundo a través de la difusión del caso en redes sociales y medios masivos de comunicación.

Fueron más de dos años los que María Fernanda N utilizó para evitar comparecer ante la justicia en Playa del Carmen, utilizando diversos argumentos legales hasta que el día 15 de mayo tuvo su primera comparecencia.

El juez de control consideró acreditables los datos de prueba recabados como parte de la carpeta administrativa 11/2019 por el delito de lesiones calificadas y determinó la vinculación a proceso con medidas cautelares.

María Fernanda N deberá presentarse a firmar de manera mensual ante la autoridad competente, además de que no podrá abandonar Quintana Roo, sin previo aviso, tampoco podrá acercarse a la víctima, a los familiares cercanos y a los testigos.

La familia de Roberto González consideró que las medidas cautelares impuestas por el juez son insuficientes ya que existe peligro que la imputada pueda escapar del país.

En declaraciones previas al inicio de la audiencia, la cuñada de la víctima, Alma Andrade señaló a Quadratín Quintana Roo que: “nosotros tenemos dos años correteando a la señora, en la carpeta de Rodrigo N se le imputó demasiadas veces, se le mandó, ya van, pero la señora envió por escrito sus comparecencias lo que es inválido en el Nuevo Sistema Penal acusatorio; no se presentó y bueno, incluso uno de los Ministerios Públicos trató de hacer lo que es un archivo temporal o sea de congelar el archivo, lo cual nos ha retrasado muchísimo, sin embargo estamos aquí y la señora ya no tuvo remedio, estamos aquí esperando que un juez evalúe las circunstancias” manifestó.

El agraviado y víctima de este ataque, Roberto González, acudió en ambulancia a esta comparecencia ya que según comentaron sus familiares, tiene la intención firme de defender sus derechos, a pesar de que no tiene movimiento en la mayor parte del cuerpo.

Respecto a los altos costos médicos que la familia ha tenido que cubrir desde el ataque ocurrido hace más de dos años, Alma Andrade señaló que los imputados no han pagado “ni siquiera un curita”.

El juez otorgó a la representación social dos meses de plazo para el cierre de investigación referente a María Fernanda N que se encuentra en la carpeta administrativa 11/2019.