CHETUMAL, QRoo, 21 de junio de 2018.- El debate entre candidatos a la presidencia municipal de Benito Juárez realizado en esta ciudad por el Instituto Electoral de Quintana Roo, sirvió como escenario para la acusación personal entre los abanderados.

A la candidata de la coalición Juntos Haremos Historia, Mara Lezama, sus contrincantes la acusaron de ser parte de la corrupción y representar la continuidad de los gobiernos fallidos en el principal destino turístico del país.
Niurka Sáliva, abanderada del partido Encuentro Social (PES) e Isaac Janix Alanis, abanderado independiente, aprovecharon sus minutos para exhibir a la candidata de Morena por supuestos beneficios obtenidos en el pasado gobierno estatal de Roberto Borge Ángulo, quien está en la cárcel por los malos manejos de recursos en su administración.
La denunciaron de haber sido beneficiada con por lo menos cinco concesiones de taxi en diferentes municipios, como Tulum, Playa del Carmen y Benito Juárez.
Por su parte, Mara Lezama, quiere no quiso engancharse en las acusaciones directas de sus contrincantes, pero si restregó a Niurka Sáliva de supuestos desvíos de recursos cuando estuvo al frente del DIF en Benito Juárez, durante la administración del esposo de la cubana-mexicana, Gregorio Sánchez.
A Isaac Janix Alanis, Mara Lezama lo acusó de que en días pasados intentó negociar apoyos con gente de las direcciones de Fiscalización y del Instituto Municipal del Deporte.
Asimismo, le exhibió de haberse aliado con Niurka Sáliva para tratar de desprestigiarla.
La abanderada de Morena se mantuvo firme en su guión y no se salió de él. Sus respuestas para la réplica y contra réplica ya estaban redactadas de manera anticipada.
Por su parte, Eloy Peniche Ruiz, candidato a la presidencia municipal de la coalición Por Quintana Roo al Frente, aprovechó su espacio para presentar sus propuestas, justamente apenas que el Ieqroo le aprobó su candidatura postulada por el PRD.

No tuvo ninguna confrontación e incluso al final abrazó a la candidata de Morena, Mara Lezama.

Al debate no asistió el candidato Pablo Bustamante, de la coalición Por Quintana Roo, quien avisó oficialmente a la autoridad electoral sobre su decisión, pues prefirió continuar con sus caminatas en Cancún y justamente previo al debate compartió en sus redes sociales un video donde aclaró su postura de no acudir al debate.