CANCÚN, QRoo, 30 de octubre de 2018.- A partir de ahora los inversionistas nacionales y extranjeros serán más cautelosos en proyectos de largo plazo en México, la decisión respecto al NAICM afectará a todo el país y Quintana Roo no es la excepción, advirtió el ex presidente de la AMPI en Cancún, James Tobin.

El empresario, especialista en bienes inmuebles, señaló que el mensaje que deja la decisión del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, con respecto al Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, es negativo, toda vez que el empresariado es muy sensible al tema de la certeza jurídica y cuando no tiene confianza prefiere irse a otros lugares por lo que, especuló, en el próximo año pudieran caerse o dejar de concretarse inversiones, y eso incluye a Quintana Roo.
“Los empresarios van a dejar de invertir, desde mi punto de vista, hasta que vean que hay seriedad y una continuidad en las decisiones que se toman; ésta ya era una decisión tomada del presidente electo, la validó y aquí el tema es que no fue de una manera legítima, ya que nos dimos cuenta de que personas votaron tres, cuatro y hasta cinco veces.
Lo que sí es un hecho, dijo, es que el peso ayer sufrió un descalabro, el Índice Nacional de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores cerró a la baja, lo cual es un golpe muy fuerte para la economía, además de que la calificadora financiera Moody’s, bajó la calificación de los bonos del aeropuerto de Texcoco y la preocupación es que aún Andrés Manuel López Obrador no es un presidente en funciones.


Enfatizó que la afectación será general en todos los estados donde se tienen proyectadas inversiones, en el caso de Quintana Roo si bien, se vive del turismo y el principal mercado es el norteamericano al que le benefician las devaluaciones, y eso puede hacer al destino más atractivo, hay un problema real, porque las inversiones pueden entrar en una desaceleración ante la cautela que tomarán las empresas.