CANCÚN, QRoo, 18 de julio de 2018.- El sector restaurantero registra un incremento en su actividad de 10 por ciento durante esta temporada vacacional y confía en que cerrar el año con mayores ganancias, gracias a una economía estable y el apoyo de nuevas administraciones.
Juan Pablo Aguirre de la Torre, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) en Quintana Roo, informó que el primer semestre resultó difícil para el sector como hace dos años, principalmente por la incertidumbre económica, aumento en precios de productos y servicios y la inseguridad.
Sin embargo, estimó que el sector terminará 2018 con cifras positivas, dado el apoyo que han empeñado quienes ocuparán los cargos públicos.
“Esperamos que la ocupación hotelera se mantenga, que la gente le siga apostando al destino y se sienta confiada, además de que el consumo sikga al alza como en estas vacaciones”.
Al referirse al tema de seguridad, dijo que hay zonas que se sienten más vulnerables que otras, y la gente ha estado optando por la comida para llevar. En este sentido, estima un incremento de 15 por ciento en ese ramo.
Dijo que en 2017, se observó una afectación grave a principios del primer semestre, al igual que en este año, con 45 por ciento menos de ventas, sin embargo, se manifestó confiado en el trabajo conjunto con las nuevas autoridades para atender la problemática de la inseguridad que incentivará a la gente a consumir en los restaurantes.