CANCÚN, QRoo, 4 junio de 2018.- En un caso inédito, personal del Ayuntamiento de Benito Juárez acudió a un parque de la Supermanzana 220, en el fraccionamiento Haciendas Real del Caribe, para colocar una malla anticiclónica, luego de que al parecer es la orden de un juez para desalojar la capilla católica ubicada en esa zona.

Lo anterior generó la movilización de vecinos y padres de familia de la escuela aledaña al predio, quienes se inconformaron, alegando que ese es el paso de decenas de niños que acuden al centro escolar.

Marisa Nadal, una de las encargadas de la capilla San Pablo Apóstol indicó que se encuentran ubicados en un predio dentro del parque, pero que están en pláticas para solucionar el conflicto y comentó que el Ayuntamiento llegó a colocar mallas anticiclónicas, sin notificarles un supuesto desalojo.

Tulio Arroyo, activista quien inició peticiones para remover iglesias católicas, comentó que existe un amparo ganado en contra del Ayuntamiento de Benito Juárez, en el que un juez federal, ordenó a las autoridades del municipio recobrar el predio, siendo la primera vez que se da un caso así en Quintana Roo. Mencionó que tiene amparos en proceso por la misma situación en otras zonas de la ciudad.

Al respecto, la Síndico del Ayuntamiento, Mirna Karina Martínez Jara, informó que existe una sentencia que da a la autoridad municipal la facultad de recuperar el predio donde se construyó el centro religioso, acción que se tendrá que hacer pese a la inconformidad de las personas.