COZUMEL, QRoo, 6 de agosto de 2018.- El próximo 12 de agosto se realizará en este destino turístico la II Carrera Internacional Protejamos a los Charranes, aves en peligro de extinción que migra a Cozumel cada año para anidar.
La competición será en el Parque Ecoturístico Punta Sur, en el marco de su XIX Aniversario y es coordinado por la Fundación de Parques y Museos de Cozumel, tiene como objetivo concientizar a la población residente y a los turistas nacionales y extranjeros que visitan esta isla, sobre el cuidado del ave.
En la carrera pedestre podrán competir de ocho a 16 kilómetros en categorías libre, de 18 a 29 años de edad; aunque también hay categorías para profesionales y subprofesionales como la carrera submáster, de 30 a 39 años de edad; la máster, de 40 a 49 años de edad; la de veretanos, de 50 a 59 años de edad, y la de veteranos plus, que es para gente mayor a 60 años de edad.
En todas se dará premio y con los recursos que se obtengan de la inscripción, número y playera, que es de 150 pesos por participante, se realizarán acciones de protección a los charranes de la especie Sternula Antillarum, que llega a Cozumel anualmente, a principios de mayo y hasta finales de junio, y deposita sus huevos a suelo raso en las playas.
Ante ello, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) ha realizado campañas con los cozumeleños para proteger y conservar esta ave concientizando al turismo.
El charrán mínimo es el más pequeño, pertenece a la familia Sternidae y viene a Cozumel desde la parte de norte de América para pasar el invierno en el Caribe Mexicano, América Central y Sudamérica norte.
El ave que está en peligro de extinción rastrea sobre el agua con aleteos rápidos y profundos y sonidos agudos y se cierne antes de sumergirse en el agua para atrapar a su presa.
Desgraciadamente su población está en peligro de extinción por el impacto humano en las áreas donde pone sus nidos.
Pone de uno a tres huevos, de color beige con manchas negras o grises. Su incubación la realizan ambos sexos y la hembra puede colaborar en las primeras etapas y el macho después.
Cuando hace mucho calor, el adulto se sumerge en el agua ye moja sus plumas del vientre para enfriar los huevecitos. Su periodo de incubación es de 20 a 25 días, por lo que a finales de mayo y junio ya se pueden avistar charranes bebés en las playas.