Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Causa pánico incendio en zona turística de Playa del Carmen

Redacción/Quadratín Quintana Roo
 
| 17 de septiembre de 2018 | 20:32
 A-
 A+

SOLIDARIDAD, QRoo, 17 de septiembre de 2018.- Un camión de las empresas comerciales Bari provocó pérdidas millonarias al llevarse los cables de alta tensión de la Décima Avenida, entre las calles 24 y 26, y ocasionar que se incendiaran las líneas, lo que generó que cuatro departamentos de la calle 24 ardieran en llamas y el Cuerpo de Bomberos tuviera que entrar para sofocar el siniestro.

El camión se quedó atravesado sobre la Calle 24 casi con la Quinta y estuvo a punto de arrancar el poste de energía eléctrica, que se encuentra en ese sitio y que aunque es zona turística, tiene una peligrosa maraña de cables.
En el incidente, los cables se enredaron en la cabina del tráiler que arrancó todos los cables y en cuestión de segundos hizo que explotara uno de los transformadores, generando pánico entre locales y turistas.
Elementos de la Policía Municipal detuvieron al chofer para que la empresa se responsabilice de los daños.
Personal de Protección Civil, en tanto, debido al riesgo de incendio de los cables de alta tensión con extintores evitaron que las llamas siguiera extendiéndose sobre el cableado.
Ante la desesperación de los vecinos por el incendio de los departamentos, se dedicaron a auxiliar a los bomberos porque el fuego amenazaba con propagarse por otras casas.


Luego de unas dos horas, el incendio fue controlado y trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad se dieron a la tarea de bajar las cuchillas para componer las líneas de alta tensión.
Sin embargo, el problema inicial fue la tremenda maraña de cables externos, que deberían estar enterrados en esa importante zona turística.