Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Celebran en Cancún postura de México ante OEA, por niños migrantes

Redacción/Quadratín Quintana Roo
 
| 29 de junio de 2018 | 12:52
 A-
 A+

CANCÙN, QRoo, 29 de junio.- Representantes de asociaciones civiles de Cancún celebraron el hecho de que el representante permanente de México ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Jorge Lomónaco haya presentado una resolución para condenar la política de Estados Unidos que separa a familias migrantes que cruzan la frontera sin alguna documentación.
“El hecho de que México haya respaldado a El Salvador, Guatemala y a Honduras y haya manifestado como país que esos niños migrantes tienen derechos humanos universales, es un avance”, coincidieron los humanistas.
Lomónaco presentó ante la OEA un estudio titulado Impacto de la política de separación de familias migrantes por parte del Gobierno de los Estados Unidos de América sobre los derechos humanos de las personas migrantes”, y en esa resolución señala que es “una política cruel e inhumana que mantiene a miles de niños separados de sus padres”.
El representante permanente de México ante OEA precisó que la separación de las familias ha ocasionado daños irreparables en las niñas y los niños que pasan por esta problemática sin siquiera ser directamente los causantes y denunció que “está comprobado que el alejamiento de sus padres en circunstancias de violencia e inexplicables para ellos genera traumas con consecuencias irreversibles en su desarrollo”.
Los padres de familia e integrantes de las asociaciones de Cancún destacaron que aunque el hecho “no aminora los profundos efectos físicos y psicológicos de la detención de los pequeños migrantes”, si es una postura que hasta ahora el gobierno mexicano no había hecho oficial ante organismos tan importantes como la OEA.