Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Con sargazo y violencia, Cancún sigue siendo el rey

Gabriela Martínez/ Quadratín Quintana Roo
 
| 28 de septiembre de 2018 | 8:33
 A-
 A+

CANCÚN, QRoo, 28 de septiembre de 2018.- Como un ejemplo en innovación tecnológica, calidad dad en el servicio, hospitalidad y en productos, punta de lanza del próximo Tren Maya, Cancún, con sargazo y sin sargazo, con violencia y delincuencia, sigue siendo aún el rey.

Es el destino turístico más importante de México y de Latinoamérica y el que más aporta al PIB del país.

Gracias al impulso de Cancún, Quintana Roo ha recibido más de 30 millones de visitantes, registrado un crecimiento de 4.3 por ciento que le consolida como rey indiscutible al ubicar a México en el sexto sitio del ranking mundial.

Al conmemorarse el Día Mundial del Turismo, pese a la contingencia por el recale masivo de sargazo y gracias a la nobleza y el trabajo de empresas, hoteles y los quintanarroenses, junto el azul turquesa del mar, el Caribe Mexicano es el destino número uno en el mundo con mayor arribo de turistas internacionales de cruceros y cinco millones tan solo en 2017.

Cozumel, por ejemplo, captó 16 por ciento del mercado mundial de turistas de cruceros y la actividad del muelle de Mahahual, consolida en este año a Quintana Roo como la entidad federativa con mayor arribo de turistas a sus costas.

Cancún, la Riviera Maya y Costa Maya, además de Holbox e Isla Mujeres apoyan ese primer lugar nacional en la generación de divisas turísticas que en lo que va del año registraron un monto de 10 mil 779 millones de dólares, cantidad mayor en 1.5 por ciento respecto al año anterior, según el gobernador Carlos Joaquín González.

La ocupación hotelera en este 2018 es superior a la media nacional y registra, además, la tercera parte de las habitaciones disponibles con la categoría de cinco estrellas y gran turismo, en México.

Durante este año, según datos de la Secretaría de Turismo Estatal, se ha mantenido un nivel de ocupación promedio de 80 por ciento, lo que prácticamente implica un cierre alto anual para la temporada.

Por primera vez en la historia del estado, el sur ha logrado niveles de ocupación similares a los de la zona norte, lo que ha generado un boom de inversionistas y emprendedores.

En 2018, el Gobierno del Estado ha invertido 207 millones de pesos en 116 campañas de promoción dirigidas a los mercados nacional, estadounidense, canadiense, europeo, latinoamericano y asiático.

También se incrementó su capacidad para recibir turistas extranjeros con la inauguración de la terminal 4 del Aeropuerto Internacional de Cancún, que ha apoyado la apertura de 27 nuevas rutas aéreas, de las cuales cuatro son nacionales y 23 internacionales.

Se alcanzó un aumento de casi 11 por ciento en el número de cruceros que arribaron, y en llegada de cruceristas, el incremento es de 13 por ciento.

Se invirtió en la conservación de los cinco mil 797 kilómetros de carreteras y caminos, garantizando el flujo continuo de visitantes y oportunidades de diversificar la inversión en todas las regiones del estado.

A su vez, Quintana Roo posee ya dos nuevas redes de fibra óptica, con lo que creció 100 por ciento la oferta para conectividad a Internet y se garantizó la comunicación desde Cancún hasta Chetumal, en beneficio de locales y turistas.

Cancún ofrecerá dentro de unos meses a sus visitantes un nuevo parque temático del Grupo Experiencias Xcaret y el nuevo Parque Cancún en el que se invierten 40 millones de pesos.

Con sargazo y sin sargazo, Cancún sigue siendo el rey y refrenda su posicionamiento, pero seguramente tendría más y mejores resultados abatiendo el rezago de infraestructura en sus colonias y combatiendo la delincuencia y los asesinatos.