Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Con Tren Maya se democratizará el desarrollo: Rogelio Jiménez

Gabriela Martínez/Quadratín Quintana Roo
 
| 13 de septiembre de 2018 | 15:37
 A-
 A+

OTHÓN P. BLANCO, QRoo, 13 de septiembre de 2018.- Al presentar por primera vez en Quintana Roo el proyecto del Tren Maya, el próximo titular del Fondo Nacional del Fomento al Turismo, Rogelio Jiménez Pons, informó que será Chetumal el lugar donde se establecerá el centro de mantenimiento ferroviario y para ello crearán una escuela de capacitación.

Ante académicos, empresarios y todos los legisladores por Quintana Roo tanto del Senado como del la Cámara de Diputados, Rogelio Jiménez afirmó que será un proyecto totalmente incluyente y de largo plazo, ya que a 10 años esperan tener un flujo de 3 millones 500 mil pasajeros anuales.


Precisó que el mandato presidencial del nuevo gobierno es que Fonatur ya no se dedicará a la compra y venta de terrenos porque “cambiará radicalmente la forma en cómo se desarrollarán los proyectos en el país y con el Tren Maya comenzarán a democratizar los procesos de generación de proyectos importantes”.
Por ello, explicó, generarán fideicomisos bursátiles, porque buscan financiarse en la Bolsa Mexicana de Valores, lo que les permitirá una capitalización en el mercado, la democratización del capital y que el proyecto no sea solo de un sexenio, sino que trascienda para beneficio futuro de las regiones donde pasará.


El coordinador del proyecto afirmó que la región sur de Quintana Roo tendrá un desarrollo sin precedente, sustentado en la central de mantenimiento, pero también en las estaciones que se ubicarán en Bacalar y Felipe Carrillo Puerto, por lo que exhortó a los inversionistas a apostar por el proyecto con mayor capacidad hotelera y reafirmó que por mandato de Andrés Manuel López Obrador se priorizará en el negocio primero a los inversionistas, contratistas e industriales municipales, después estatales, luego federales y posteriormente, internacionales.
Adelantó que en la zona entre Playa del Carmen y Tulum las comunidades irregulares apostadas por las torres de alta tensión se moverán y para ello ya se habló con el Gobernador del Estado, Carlos Joaquín, para ofrecerles un plan de desarrollo habitacional, que luego seguirá en Playa del Carmen, Puerto Morelos y Cancún.


Indicó que en el mundo 90 por ciento del costo de los trenes es subsidiado, pero en México ese mantenimiento que ascenderá a unos dos mil millones de pesos anuales será recuperado con la derrama en las distintas regiones de desarrollo por donde pase el tren, ya que la nueva estrategia turística será atraer visitantes internacionales que se queden por lo menos dos semanas en nuestro país.
Dijo que para el centro de Cancún el enroque se hará con un tren ligero, porque luego de hablar con directivos de Asur se pretende hacer la estación principal en el aeropuerto.