CANCÚN, QRoo, 4 de agosto de 2018.- En una medida por demás desesperada del Gobierno de Quintana Roo, que tardó casi año y medio en reaccionar ante el recale, en ese entonces atípico de sargazo, el gobernador Carlos Joaquín González anunció que pondrán vallas similares a las que se usan cuando hay derrame petrolero para evitar que pase el plancton.

En efecto, las vallas detendrán el sargazo, las especies marinas y hasta las tortugas que vienen a anidar a las costas del estado en esta temporada, afectarán el ecosistema marino y el daño al ecosistema del Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM) puede ser letal y de no efectuar una recoja efectiva, generarán un problema mayor”, advierten ambientalistas.


Aclararon que no es lo mismo detener la agresiva contaminación que genera el hidrocarburo, que utilizar esos mecanismos que utilizan los ingenieros por un daño químico para tratar de solucionar un daño físico.
“La barrera tipo valla es utilizada para contener hidrocarburos, para eso fue diseñada, se aplica en aguas protegidas con mínimo oleaje y sin corrientes. Su sección es plana y poco voluminosa y puede permite la estiba en carreteles”, indicaron expertos del Instituto Politécnico Nacional.
Explicaron que “la barrera tipo valla posee una sección transversal más plana, manteniéndose verticalmente en el agua, suelen ser utilizadas en aguas tranquilas con baja velocidad de corrientes, como golfos y dársenas con poca amplitud, entre otros”.


Y agregaron “su función es la contención de hidrocarburos en instalaciones portuarias, no hay ningunas vallas ecológicas a menos que se les denomine así porque de alguna forma apoyan a las especies a que el petróleo no les contamine, porque no dejan pasar el hidrocarburo”.
Según informó el gobernador de Quintana Roo se utilizarán “vallas ecológicas similares a las que se usan cuando hay derrame petrolero” y se colocarán en los próximos días en Cancún, Playa del Carmen, Mahahual, Tulum, Isla Mujeres y Puerto Morelos.
Las playas, paulatinamente con la recoja del alga que duplica su masa cada 18 días, se irán limpiando de sargazo, pero qué sucederá en las zonas donde éste se acumule.
“Las playas serán unas verdaderas albercas, porque tampoco tendrán peces y no permitirán a los quelonios hembra llegar a desovar, con la medida una vez más están afectando el hábitat marino, además de que no han considerado que en la zona donde el plancton se acumule, no entrará la luz del sol y faltará oxígeno, esperamos que tengan bien estudiados los daños al ecosistema, sobre todo en Puerto Morelos, porque el daño al Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM), que es el segundo más grande del mundo, puede ser irreversible”, alertaron los ambientalistas.
El gobernador Carlos Joaquín anunció que en los próximos días se iniciará con los trabajos para poder recoger el sargazo dentro del mar, mediante la colocación de vallas y agregó que tendrán maquinaria especializada que recogerá el alga dentro del agua a fin de evitar que llegue hasta playas.
Como se sabe, los presidentes de México, Guatemala, Honduras, y el Primer Ministro de Belice se reunieron en Tulum, Quintana Roo, el 5 de junio de 1997 para firmar, en marco del Año Internacional de los Arrecifes, la Declaración de Tulum.
En dicha declaración, acordaron adoptar la Iniciativa del Sistema Arrecifal Mesoamericano, que promueve la conservación del mismo a través de su uso sustentable.
La estrategia del Sistema Arrecifal del Caribe Mesoamericano se enmarca dentro de la Convención sobre Diversidad Biológica, establecida como parte de los acuerdos tomados en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, celebrada en Río de Janeiro en 1992 y ahora parece peligrar ante las medidas que el Gobierno de Quintana Roo aplicará en contra del recale de sargazo.