Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Crece inconformidad en Quintana Roo por eliminar residencia a Fiscal

Gabriela Martínez/Quadratín QuintanaRoo
 
| 14 de octubre de 2018 | 15:42
 A-
 A+

OTHÓN P. BLANCO, QRoo, 14 de octubre de 2018.- En apoyo al ex Gobernador del Estado, Miguel Borge Martín, quien no aprueba eliminar el requisito mínimo de cinco años de residencia para obtener el cargo de Fiscal General, en Chetumal se lanzó la convocatoria a agrupaciones, cámaras, asociaciones, colegios de profesionistas y académicos para obligar al Congreso local a revertir lo que, aseguran, sienta las bases para elegir a un gobernador en Quintana Roo que pueda llegar a tomar posesión “sin gota de identidad”.

El quintanarroísmo crece conforme pasan los días, luego de que la Asociación de Profesionistas de Quintana Roo se pronunciara en contra desde la primera propuesta en en Congreso del Estado.

Y tanto empresarios como asociaciones y sociedad civil manifiestan su desagrado por “no ser gobernados por paisanos”.

Se requiere de personas que conozcan el contexto y problemática de Quintana Roo, no queremos improvisados o experimentos, afirmó el presidente del Colegio de Profesionales de la Comunicación, Ángel Ramírez, organismo que agrupa a 30 colegios y a más de 17 mil afiliados.

El presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Quintana Roo, Miguel Martínez destacó que en la entidad existen profesionistas con capacidad y talento “como para que nos gobierne gente de afuera”.

La inconformidad es generalizada y se quejan de que en el gabinete de Carlos Joaquín no hay apertura para gente que tiene en Quintana Roo muchos años.
“Si seguimos así, el gobernador de nuestro estado nunca va a ser nativo, podrá vivir y ser de cualquier otra entidad y venir a tomar posesión sin conocer nuestras costumbres, historia e idiosincrasia”, aseguró el presidente del Consejo Ciudadano de Chetumal, Eusebio Azueta, quien advirtió el descontento ciudadano contra la XV Legislatura.

El rechazo ya inunda las redes sociales, donde el quintanarroísmo alega que “no es justo haber luchado para ser un estado libre y soberano, para que a 44 años nos vengan a imponer a alguien que nunca ha vivido en este estado”.

Al respecto, el líder del Consejo Ciudadano de Chetumal, explicó que no hay oportunidad en el gabinete en el que “abundan los foráneos que han mostrado su poco amor y compromiso por nuestra tierra”.

“Queremos oportunidades para los hijos de Quintana Roo, que se han ido a estudiar y regresaron y no se les ha apoyado”, dijo.

Recordó que en la entidad hubo años en los que era tal el disgusto social que los diputados tuvieron sesiones fuera del recinto legislativo “y pareciera que a eso quieren regresar, no oyen al pueblo “.

A través de su cuenta de Facebook, reiteró su rechazo a la eliminación del requisito de residencia y convocó a las organizaciones para defender lo ganado.
Alertó que se están organizando para darle la espalda a esos diputados que no oyen el mandato de la sociedad quintanarroense.

“Quieren eliminar el derecho de los residentes y nativos y quedar excluidos sin oportunidades para ejercer espacio alguno en virtud de que no estamos preparados, por ser ignorantes y estúpidos los quintanarroenses, y así abrir la oportunidad para incluir a más ajenos para que nos gobiernen”.

“Voces como la del ex gobernador Miguel Borge y la única diputada que votó en contra Leslie Hendriks, se han manifestado con aplomo a esta iniciativa tan abyecta que ofende a todos los nacidos, avecindados y arraigados, aun cuando se hayan preparado para servir a su tierra y sean eliminados por un plumazo autorizado por la cobardía de un Congreso que quedará manchado en nuestra historia”.

Y exhortó a los quintanarroenses a que si el congreso local “nos da la espalda, hagamos lo mismo”.