CANCÚN, QRoo, 22 de julio de 2018.- Para conocer todos los aspectos que indican el bienestar de los delfines, la Sociedad Zoológica de Chicago convocó a 45 instituciones especializadas de ocho países del mundo para participar en un proyecto de investigación, con el que se establecerán los parámetros óptimos de salud física y mental de esos animales. Uno de los convocados es la empresa Delphinus, de Quintana Roo, la cual apoyará con el estudio de 68 de sus ejemplares.
Este proyecto, denominado Hacia el Entendimiento de Bienestar de Cetáceos en Zoológicos y Acuarios del Mundo, cuya primera etapa pretenden iniciar este mes, permitirá también atender los cuestionamientos de la gente sobre si ¿es pequeño el espacio en el que están los cetáceos bajo cuidado humano?  o ¿cómo influye el entrenamiento en la salud de los delfines?
David Gómez, coordinador de educación ambiental e investigación científica de la empresa Delphinus, explicó que en colaboración con investigadores de la Universidad de Florida, la Universidad de California y la Universidad Estatal de Portland, se ha establecido un protocolo para obtener información de dos aspectos de bienestar:
El primero tiene que ver con los indicadores biológicos de salud, como la hormona del estrés, por ejemplo, por lo que se tomarán muestras de su cuerpo de manera cooperativa, gracias a que los ejemplares conocen comportamientos médicos que evitan la necesidad de estresarlos o someterlos para obtener dichas muestras.
El segundo aspecto, dijo el experto, consiste en relacionar su comportamiento con el ambiente físico en el que se localizan y las actividades de entrenamiento y enriquecimiento; esos datos serán obtenidos a partir de un dispositivo cuyos sensores indicarán los tipos de movimientos del animal dentro del recinto.
Las especies que participarán en el estudio son nariz de botella (Tursiops truncatusy T. aduncus), belugas (Delphinapterus leucas) y delfines de costado blanco del pacífico (Lagenorhyncus obliquidens).
Los periodos de tiempo para tomar datos serán julio a agosto de 2018 y de enero a febrero de 2019, posteriormente, procederán a analizar los datos esperando conocer la información para publicarla en medios científicos, y finalmente se someterá al análisis de la metodología y la revisión por parte de otros expertos ajenos al proyecto, lo cual se hará para 2020.
David Gómez precisó que serán 68 ejemplares de Delphinus los que participarán en el proyecto (80 por ciento de la población total), lo que representará 23 por ciento de la muestra total de la investigación internacional.
Raúl Torres, director de medicina veterinaria de la empresa, dijo que por primera vez se tomarán parámetros de bienestar animal de manera científica, esto se obtendrá por medio de observaciones, monitoreos con equipo especializado que arrojarán lecturas de cómo se comporta el delfín fuera de interacción y en interacción, y por medio de toma de muestras biológicas como son las de sangre, saliva, copro y todas se obtendrán de manera cooperativa.
Tomás Capote, director de reproducción y entrenamiento, explicó que esta colaboración por parte de los cetáceos se logra presentándole al animal el instrumento y objeto que se empleará, a fin de que se vaya familiarizando con él, le pierdan la curiosidad y entonces son colaborativos.
Actualmente, se encuentran en la fase de sensibilización y en espera de los equipos y reactivos.