Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Despiden amigos a Danilú Magaña

Quadratín/Quintana Roo
 
| 12 de junio de 2018 | 17:46
 A-
 A+

ISLA MUJERES, QRoo, 12 de junio de 2018.- Con completa tristeza, pero también con profunda indignación y hasta cierto temor, militantes, familiares y amigos se reunieron en la zona continental de este destino para darle el último adiós a Danilú Magaña Martínez, otrora candidata a regidora por el Partido Revolucionario Institucional al Ayuntamiento de Isla Mujeres.
Este lunes, alrededor de las 23.30 horas en un hospital privado, Chely Magaña, como le decían sus más cercanos compañeros, perdió la vida luego de que el sábado llegaron hasta su casa dos sicarios y le dispararon a quemarropa en tres ocasiones, hiriéndola de muerte junto con una militante cuando se encontraban en una reunión en la zona continental.
Debido a una hemorragia interna que no pudo controlarse, perdió la vida y es ahora el primer caso de una candidata del Partido Revolucionario Institucional que fallece en un proceso electoral en Quintana Roo.
Convocados por redes sociales, sus amigos y familiares más cercanos, así como militantes cercanos a ella, se dieron cita alrededor de las 11:00 horas en su casa, ubicada en la zona continental de Isla Mujeres, el mismo lugar donde sufrió el atentado.
Hubo oraciones y llantos, pero sobre todo la exigencia a las autoridades de que esclarezcan el caso que ha consternado a la sociedad quintanarroense y afectado anímicamente a todos los candidatos a los comicios.

“Era una mujer valiosa, luchona, gran amiga que no merecía morir así, siempre estuvo en contra de la ola de violencia que azotaba a Cancún y quería lo mejor para Isla Mujeres”, dijo una de sus familiares que le llevo flores.

Muchos solamente guardaron silencio. Esta vez entre los compañeros de su partido no hubo alegría, pero sí mucho respeto.