Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

DIARIO LEGISLATIVO

Pedro Jiménez Rodríguez
 
| 23 de octubre de 2018 | 10:59
 A-
 A+

*Solo Medios con cobertura nacional e internacional

En su primera aparición, la nueva coordinadora de Comunicación Social de la Cámara de Diputados, Roselli Reyes Cuevas, dejo claro que tiene toda la intención de poner el sello personal de ella o de su jefe, el presidente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz Ledo, en las decisiones que se tomaran a partir de ahora.

El primer documento que firmo fue el de las instrucciones para los medios de comunicación que aspiran a la acreditación para la cobertura de la transmisión de poderes del 1 de diciembre.

Hasta el 1 de diciembre de 1012, cuando Felipe Calderón entró la banda presidencial a Enrique Peña Nieto, las invitaciones a la ceremonia solemne eran emitidas por el Estado Mayor Presidencial y la acreditación de los periodistas se hacía en la sede del Congreso.

Sin embargo, ahora no será así, pues Porfirio Muñoz Ledo, presidente de la Cámara de Diputados, que será el encargado de recibir la banda presidencial de manos de Enrique peña Nieto y entregársela al nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, decidió que el 1 de diciembre el actor principal de esa ceremonia será él.

Tal vez por eso, el diputado presidente ordeno a su vocera, Roselli Reyes Cuevas, que pusiera en “chino” los requisitos para la acreditación de los representantes de los medios de comunicación que asistirán a la ceremonia del 1 de diciembre.

Es que en el punto dos (a) señala: Unicamente se acreditará al personal de los medios de comunicación que cuenten con cobertura nacional e internacional.

Inexplicable, este punto, pues hasta donde se sabe en México no hay ningún medio impreso, diario o revista, que cumpla con ese requisito.

Tal vez pretenden que únicamente hagan la cobertura las cadenas televisivas y estaciones de radio, que pudieran presumir tener cobertura nacional e internacional.

De los medios impresos ni hablar, quizás solamente El País, de España, la revista Hola y alguna otra que quizás tenga contrato con don Porfirio o con los más cercanos colaboradores del futuro presidente de México.

Otro punto que llama la atención del dichoso instructivo, es que aclara en otro inciso que “la solicitud de pre acreditación de los portales y páginas de internet se pondrán a consideración”.

Este punto da al traste con el agradecimiento perenne que el presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador, les profesa a esos medios cuando dice “benditas redes sociales”.

En fin, este primer comunicado firmado por la coordinadora de comunicación social de la Cámara de Diputados, provoco mucho “escozor” entre los reporteros de la fuente, que le critican su falta de tacto, así como su desconocimiento del medio que supuestamente va a coordinar.

Igualmente causa extrañeza que ninguno de sus asesores le haya advertido a doña Roselli de tal desatino, aunque algunos encuentran la explicación en el hecho de que Roselli Reyes Cuevas es prima hermana de Jesús Ramírez Cuevas, futuro vocero de la presidencia de López Obrador.

Preocupa que este sea el inicio de un trato especial para la prensa, como parte de la “Cuarta Transformación”.

Será?