Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

El sargazo en Quintana Roo debe ser una alerta, dice especialista

Teresa Yah Sánchez/Quadratín Quintaana Roo
 
| 16 de agosto de 2018 | 20:21
 A-
 A+

CANCÚN, QRoo, 16 de agosto de 2018.- Cuauhtémoc León, director e investigador del Centro de Especialistas en Generación Ambiental, enfatizó que con lo que está sucediendo en las costas de Quintana Roo, las capacidades institucionales de investigación deben de estar alertadas y tener recursos para investigar y responder a estos nuevos retos.

Remarcó que es responsabilidad del Gobierno Federal su atención y precisó la necesidad contar con una Ley de Manejo Costero y de modificar estructuras de instituciones federales como la Zofemat.
El especialista dijo que el sector académico ha estado pugnando, desde hace dos sexenios, por el establecimiento de esta Ley de Manejo Costero, que pudieran haber atendido oportunamente esta problemática y señaló que las instituciones federales han vivido de espaldas a esta necesidad.
Recordó que en 2014 la Secretaría de Turismo, a través del Fondo Sectorial Sectur-Conacyt, gestionado por el Instituto de la Competitividad Turística y con la asesoría técnica del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC), así como del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), realizó el Estudio de Vulnerabilidad y Programa de Adaptación ante la Variabilidad Climática y el Cambio Climático en diez destinos turísticos estratégicos, así como propuesta de un sistema de alerta temprana a eventos hidrometeorológicos extremos.
Los destinos analizados fueron: Acapulco, Cancún, Huatulco, Ixtapa Zihuatanejo, Los Cabos, Mazatlán, Nuevo Vallarta, Puerto Vallarta, Riviera Maya (Solidaridad-Tulum) y Veracruz (Boca del Río-Veracruz)
Dentro de las recomendaciones que arrojó el estudio se encontraron el fomentar la cultura de la prevención y la necesidad de adaptar medidas en los instrumentos normativos y de política pública de carácter municipal, el fortalecimiento de capacidades institucionales, de protección civil, de investigación científica y tecnológica, en el fortalecimiento de capacidades sectoriales, en los recursos naturales y protección al ambiente, la salud, en un Sistema de Alerta Temprana, en infraestructura, transporte y vialidades, en manejo de residuos y en la educación para la prevención de riesgos.
Sin embargo, de estas recomendaciones nada se concretó, “las respuestas institucionales, debemos aclararlo, como política pública, sí deben ser federales, las costas, las playas y los mares son responsabilidad federal, el Gobierno del Estado desde mi punto de vista está haciendo un gran papel; sin embargo, la responsabilidad sí es y cae en las instituciones federales”.
Y ante lo que está sucediendo en las costas de la entidad, las capacidades institucionales de investigación deben de estar, ahora, alertadas y deben de tener recursos para poder investigar y para responder a estos retos que son muy nuevos.
Señaló que hay que modificar algunas estructuras institucionales, particularmente a la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), “ese espacio inmobiliario debe de cambiarse de estructura y de función, no está respondiendo a las necesidades locales, ni a las nacionales, ni en protección, ni manejo, dicho más específicamente, México debería tener una Ley de Manejo Costero, que no tiene y que podría prevenir la problemática que hoy se presenta”.
Del sistema de alerta temprana, dijo que está pensado en erosión de playas y en olas de calor, pero que podría incluir el sistema de monitoreo del sargazo que realiza el gobierno de Quintana Roo, para poder dar alertas.