Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Emiten restricción a policías de Cancún para acercarse a su jefe

Alfonso Alcocer/Quadratín Quintana Roo
 
| 09 de noviembre de 2018 | 21:50
 A-
 A+

CANCÚN, QRoo, 9 de noviembre de 2018.- El encargado de despacho de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito, Jesús Pérez Abarca, solicitó al Ministerio Público una orden de restricción para que los policías que lo sacaron de su oficina no se le acerquen durante las investigaciones de la denuncia que presentó por delitos contra el buen desempeño de la función pública, sedición y motín.

En un hecho inusual, el jefe policial consiguió las medidas de protección del Ministerio Público, para que no se le acerquen 19 policías mencionados con nombres y apellidos dentro de la carpeta de investigación 5534/2018.
La Unidad de Delitos Diversos giró un oficio a la propia corporación para que sean notificados los policías imputados, acerca de la prohibición de realizar conductas de intimidación o molestia a la víctima, Jesús Pérez.


Además, el Ministerio Público decretó una vigilancia policial en el domicilio de la víctima, aunque por ser el encargado de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito, cuenta con un servicio de escoltas.
Las medidas de protección tienen una temporalidad de 60 días e incluyen un auxilio inmediato hacia su persona por parte de los integrantes de las distintas instituciones policiales.
El documento cita también que Jesús Pérez Abarca padece de un impedimento físico que lo imposibilita para repeler una agresión física.
Jesús Pérez fue sacado a empujones de su oficina el lunes 5 de noviembre, cuando inició una manifestación y paro de labores, que concluyó dos días después.