TULUM, QRoo, 25 de abril de 2019.- Vino, vió, inauguró, promocionó… Y se fue. El secretario de Seguridad Pública, Jesús  Alberto Capella Ibarra, quién había limitado su presencia a sobrevuelos en el flamante helicóptero Águila 1 en este municipio, estuvo presente este día en Tulum, para entregar, frente al un grupo de invitados, con listón, tijeras y todo, una caseta de vigilancia, en plena veda electoral.
Su visita no fue comunicada a medios de comunicación, presuntamente para evitar conflictos con la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales para el Estado de Quintana Roo, que prohíbe la promoción de la obra pública en tiempos de campañas electorales, en su artículo 293. Dicho numeral prohíbe, explícita y únicamente, la promoción y propaganda en medios de comunicación.
Sin embargo, la promoción de los logros de la Seguridad Pública en el Municipio de Tulum no estuvo ausente y fue ponderada por el titular de la Seguridad Pública, cuyos datos normalmente varían un poco de la realidad.  
En esta visita, estuvo acompañado de prominentes personajes de diferentes sectores, además del presidente municipal de Tulum, Víctor Mas Tah y ante decenas de empleados del complejo Bahía Príncipe y otras instalaciones turísticas, así como de invitados especiales ante los que se destacó que la caseta de vigilancia policial entregada -con corte de listón y toda la parafernalia necesaria- será de un gran apoyo para la vigilancia de las distintas instalaciones turísticas al sur de la Riviera Maya.
Cabe mencionar que aunque el artículo 293 únicamente prohíbe de forma expresa la difusión de la obra pública en medios de comunicación, los lineamientos que el Instituto Nacional Electoral (INE) ha difundido para procesos electorales instan a los gobiernos estatales, municipales y federales de abstenerse de la promoción e inauguración de obras como parece ocurrió en este caso.