TULUM, QRoo, 4 de junio.- Durante  una asamblea del Sindicato de Taxistas de Tulum, los socios   agredieron a sillazos a sus directivos, dejando un saldo de cuatro heridos, entre ellos el dirigente y el tesorero del gremio.
La razón, haber suspendido la junta a última hora, cuando los operadores y socios esperaban que se tratara la estrategia a seguir contra la nueva Ley de Movilidad de Quintana Roo, que contempla la entrada de las plataformas digital, como Uber.
“Son unos vendidos, ya se apalabraron con el gobernador Carlos Joaquín y están a favor de la ley de movilidad”, les reclamaban verdaderamente enardecidos. 
La reunión se programó para una hora, pero conforme fueron pasando los minutos, socios y operadores comenzaron a desesperarse, hasta que después, los dirigentes les dijeron que ya se podían ir, que no se efectuaría, con lo que provocaron la furia de los taxistas.
Al grito de “vendidos, vendidos” comenzaron a aventarles las sillas y se armó la trifulca.