Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Estudiante de Cancún intenta suicidarse, por bullying

Luis Mass/Quadratín Quintana Roo
 
| 27 de septiembre de 2018 | 7:34
 A-
 A+

 

CANCÚN, QRoo, 27 de septiembre de 2018.- Ante el clima de hostilidad propiciado por parte del director de la primaria pública Gonzalo Guerrero de esta ciudad, un estudiante estuvo a punto de perder la vida con tal de evitar ir a la escuela y tener clases con un profesor que le hace bullying.

Padres de familia del plantel ubicado en la Región 232 pidieron la intervención del gobernador Carlos Joaquín González, luego de un intento de suicidio de uno de los alumnos.

El estudiante se negaba a ir a la escuela por una situación de bullying que cuando quiso abordar con el director del plantel se acrecentó por la actitud déspota y humillante del dirigente de los docentes hacia el niño que le pidió apoyo.

Como los padres lo obligaban a acudir el niño quiso tomar la puerta falsa, pero afortunadamente sus progenitores actuaron a tiempo.

Desde hacía varias semanas se mostró renuente de acudir a la escuela, desencadenando el intento de quitarse la vida.

Padres de familia señalaron de manera anónima (por temor a represalias) que el profesor tiene prácticas poco pedagógicas, lo que ha causado que varios alumnos ya no quieran acudir a clases.

“Varios niños piden llorando a los papás que ya no los lleven a la escuela”, comentaron.

Hasta el momento ni el director del plantel, ni las autoridades educativas han dado una postura al respecto.
De hecho, el director simplemente señaló que no tiene reporte alguno de la situación y se limitó a decir que no tiene tiempo para atender a los medios de comunicación.

Los padres de familia que se encontraban en el lugar dijeron que el acoso es constante en este plantel, ya sea por parte de alumnos más grandes en contra de los más pequeños o, incluso, por algunos profesores que tienen conductas agresivas hacia los estudiantes.

Lo que es un hecho, aseguraron, es que los protocolos de convivencia no están funcionando, toda vez que los docentes han presenciado agresiones entre los alumnos y se han mostrado indiferentes.